A la chilanga

Por: Rosalía Vergara

Columna #NoPolitices

 

Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebook: /rosalia.vergara
Instagram: rosalia_vergara

 

 

La Jornada Nacional de Sana Distancia termina el 31 de mayo y el 1 de junio muchas personas tienen la ilusa idea de volver a la normalidad, a una nueva, o a los usos y costumbres con las que cada ser viva y conviva.

El plan para la nueva normalidad en la Ciudad de México está más enfocado al cambio en los hábitos de vida de los capitalinos y los chilangos que ahí vivimos, laboramos o paseamos.

El Modelo Epidemiológico para la Zona Metropolitana del Valle de México consiste en mantener un equilibrio entre la economía de las familias y la salud mientras no exista una vacuna contra Covid-19 o medicamento que mitigue los casos graves.


“Regresaremos más fuertes pero distintos”, reza el Plan Gradual para la Nueva Normalidad, de 18 fojas, elaborado por el Gobierno de la Ciudad de México.

“Lo vivido en estos meses nos hace reflexionar, aprender o innovar en nuestras actividades, nuestro bienestar y la convivencia urbana”. ¿En serio?

Esa nueva normalidad, plantea el gobierno capitalino, se construirá en la igualdad de derechos para garantizar el acceso a los derechos políticos, sociales, económicos y culturales para mitigar las desigualdades, “las cuales solo se hicieron más evidentes en esta emergencia sanitaria”.

Se prevé fomentar una convivencia distinta con el medio ambiente: menos viajes, menor consumo de materiales que generan basura y contaminación.

“Una sociedad más justa que privilegie a los más vulnerables y el derecho a una vida saludable”. ¡Qué bonito se escucha!

Durante todo el plan gradual hacia la nueva normalidad es indispensable seguir tomando las siguientes medidas de salud: uso de cubrebocas en transporte público y lugares aglomerados. Lavarse las manos frecuentemente y uso de gel antibacterial.


Mantener la sana distancia (no saludarse de mano/beso y mantener 1.5 metros de distancia entre personas). Estornudo de etiqueta. Limpieza de espacios en el trabajo y en el hogar. Desinfección constante de superficies con altos niveles de contacto.

Por lo menos hasta el 15 de junio la Ciudad de México estará en semáforo rojo, pero con nuevas actividades esenciales.

Cuando el semáforo esté en rojo las actividades esenciales serían reabiertas al 30% Con el semáforo en amarillo será al 60% En verde sería la nueva normalidad en todo su esplendor.

En estos momentos (semáforo rojo o anaranjado) los parques serán reabiertos al 30% de su capacidad para que la gente pueda salir a caminar o a hacer ejercicio al aire libre. Al 60% restaurantes, hoteles, servicios religiosos, cines y teatros. Igual aforo pero escalonado para corporativos y tiendas departamentales.

Las instituciones de justicia y legislativa por medio de videoconferencias. Continua la educación básica, media superior y superior a distancia.

Las personas vulnerables deben permanecer aisladas y con el semáforo amarillo solo se contemplan salidas necesarias y tendrán atención prioritaria en los negocios y el transporte. El seguimiento epidemiológico de la población será permanente.

En lo laboral, en las próximas semanas los sectores públicos, privado y social se definirán los horarios escalonados de entrada y salida, así como los nuevos protocolos de trabajo que garanticen medidas de salud pública. Se crearán otros esquemas de trabajo que minimicen riesgo de contacto y contagio en sectores de mayor riesgo.


Las normas de higiene personal, como el lavado frecuente de manos, uso de gel en alcohol, el estornudo de etiqueta, deben ser permanentes. Igual la limpieza de espacios domésticos y laborales.

El plan se refiere a fomentar el acceso a una alimentación saludable, agua potable y espacios públicos que fomenten el deporte y la recreación.

Lo anterior quiero verlo porque lo visto con anterioridad es el crecimiento indiscriminado de la construcción de edificios y viviendas con jardines artificiales. Han matado los espacios públicos para privatizarlos. El agua escasea en las alcaldías y la recreación vale si tienes tarjeta de crédito y es más accesible si es de Banamex.

Tras el confinamiento y la contingencia se pretende acelerar la creación de un gobierno digital. Espero que solo se refiera a agilizar trámites y servicios y no a normalizar a un ente intangible denominado gobierno.


En la lista de propósitos para tal fin está: “facilitarle la vida a las personas con relación al gobierno, eliminar largas filas o aglomeraciones, reingeniería de los procesos que integran los trámites y servicios en la ciudad, eliminar documentos, datos o requisitos innecesarios, eliminar vencimiento de plazos en las actividades productivas, confiar en el solicitante (manifestación bajo protesta de decir la verdad), reducción de pasos intermedios o procesos de revisión innecesarios o duplicados y reducción del plazo máximo de resolución.

En el portal de trámites, el usuario podrá seguir el flujo maestro de la categoría a la que pertenece cada trámite, homologando la experiencia de usuario y la atención ciudadana.

Las acciones de salud contemplan el cuidado máximo de personas vulnerables y un censo nominal de personas con Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) de personas mayores a 20 años con diabetes, hipertensión arterial, obesidad y enfermedad cardiovascular.

Y un Esquema de Atención Coordinado con las Instituciones del Gobierno de México: SSA, IMSS, ISSSTE, Sedena, Semar, Pemex y del Estado de México, así como la ampliación de las unidades de primer contacto.

Se contempla la aplicación masiva de pruebas para el monitoreo de grupos y espacios con mayor riesgo. La coordinación para este plan será entre el Gobierno de la Ciudad de México y del Estado de México para su aplicación en el Valle de México y todo para que ¡viva México! #AhNoVerdad

Suena bien y solo nos queda confiar en que este plan no se quede ya no en papel, porque ya no se usa ni el término, sino en versión digital para ser consultada en línea mientras suspiras en espera de algún día ser una mejor versión de quiénes éramos antes de la pandemia por Covid-19.

 

 

mayo 26, 2020

Deja un comentario