Abuelitos se aferran a empleos en supermercados; padecen por bolsas plásticas

Por: Orlando Ramírez y José Pedraza

 

  • Personas de la tercera edad que trabajan como empacadores en los supermercados han visto una disminución en sus ingresos desde la prohibición de las bolsas plásticas.
  • Aunque los clientes de los supermercados estén molestos por la falta de bolsas plásticas, los abuelitos deben atenderlos amablemente y con una sonrisa en el rostro.

 

Las propinas que reciben los abuelitos en los centros comerciales por empacar productos cada vez son menos.

Debido a que los supermercados ya no entregan bolsas de plástico, los consumidores optan por guardar sus productos ellos mismos en sus bolsas de mandado.

Incluso, hay quienes prefieren llevarse sus compras en las manos y así tener una justificación para no entregar una propina a los abuelitos.

En entrevista con México Viral, empacadores de tiendas como Wal-Mart y Bodega Aurrera coincidieron en que sus ingresos se vieron afectados durante las primeras semanas de enero.

Para poder ganarse una moneda, los abuelitos deben tener paciencia a los clientes que forzosamente quieren una bolsa de plástico, de igual forma deben ser amables aunque el cliente sea descortés.

«A nosotros nos dijeron, traten de ser tolerantes, si el cliente se molesta ustedes con ustedes con mucha tranquilidad y una sonrisa”, dijo una abuelita que prefirió omitir su nombre.

De acuerdo con las entrevistadas, aunque sus ganancias ya no son las mismas, están a favor de que se prohibieran las bolsas de plástico, aunque coincidieron en que no fue la forma más adecuada de hacerlo.

“Sí nos ayuda, sobre todo para el ambiente, está bien que las hayan quitado pero las personas ya se habían acostumbrado a que tenemos que empacar en bolsas”, abundaron.

“Debían de haberlo hecho paulatinamente, no así de trancazo porque siento que así de poco a poco la gente entendería”, agregaron.

En promedio, un empacador de la tercera edad en tiendas de autoservicio recibe de propinas entre 100 y 150 pesos al día.

Estos empacadores sustituyeron a los jóvenes de 15 años que comúnmente eran conocidos como «cerillitos».

 

Los cambios a la Ley de Residuos Sólidos

 

Aunque el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) impulsó la prohibición de plásticos de un solo uso en la Ciudad de México, esta norma no aplica para los envoltorios de alimentos de las grandes industrias.

Los anillos de plástico de sixpacks para cervezas, bolsas de frituras, vasos de unicel de sopas instantáneas, entre otros, no están consideradas en la reforma a la Ley de Residuos del Distrito Federal que promovió la diputada Alessandra Rojo de la Vega.

Dichas envolturas y envases pasan a forman parte del 48 por ciento de la basura que la Secretaría de Medio Ambiente atribuye a los ciudadanos una vez que estos productos son comprados.

De acuerdo con el dictamen aprobado por el Congreso de la Ciudad de México, serán exentados de prohibición productos de plástico que sean necesarios para la conservación de alimentos y para uso médico.

Aunado a esto, en el dictamen de ley se especifica que hay alternativas a utilizar como productos bioplásticos a base de fécula de maíz, de caña de bambú o de almidón de papa.

En la CDMX habitan aproximadamente 8.5 millones de personas que de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente generan 12 mil 816 toneladas de basura.

De esta cantidad el 48 por ciento proviene de los domicilios, y el 52 por ciento restante derivan de comercios, de servicios, de mercados, residuos hospitalarios y lugares diversos.

Considerando lo anterior, la población capitalina es quien genera la basura que llega a contaminar el ambiente y no las industrias que las producen para su venta en supermercados, tiendas y demás negocios.

5 Trackbacks / Pingbacks

  1. Canik tp9sfx / Where to buy canik guns
  2. replica rolex daytona watches
  3. บาคาร่า ขั้นต่ำ 5 บาท
  4. nova88
  5. You Know We Had to Do It to Em

Deja un comentario