¿ABUSO POLICÍACO O INSTITUCIONES DÉBILES?

Por: Enrique Terán

Enrique Terán
Enrique Terán. Analista Político.

COLUMNA/ MENTIRAS VERDADERAS

 

El mundo se empeña en sorprendernos, pareciera que alguien ha conjurado para que no se quede quieto y nada lo pueda detener; ni si quiera una pandemia que ha doblegado al mundo entero.

Así lo vivió EUA esta semana, uno de los países que más ha sido víctima del COVID-19. El asesinato de George Floyd; cambio la agenda política y social, nada importo a la población afroamericana y progresistas: las protestas no pararon y la consecuencia fue una violencia no deseada; en un momento crítico para el mundo, en la economía y la salud.

Sin duda, este acto brutal y el sadismo policíaco: han cimbrado al mundo y se ha vuelto un símbolo de la protesta racial.

El racismo en EUA; siempre ha estado presente y esta lucha, la iniciaron personajes como Martin Luther King o Malcom X; sin embargo, pareciera que la historia se repitiera.

EUA a despecho de todo lo que se lee y escucha; no creo que sea un país, sistemáticamente racista: viví en ese país dos años y disfrute de un sistema de educación; superior al de mi país de origen y un
sistema de justicia digno de imitar en nuestras salvajes tierras latinas.

El racismo existe, desde los tiempos más remotos; y EUA lo asume y lo combate permanentemente. A diferencia de México que es una sociedad pacata e hipócrita y no asume su racismo y clasismo; lo esconde, lo disfraza y es soterrado.

Sin duda somos un país que suele copiar modas de movimientos sociales; y no será la excepción. Querrán tropicalizar este hecho social; y aparecerá un George Floyd mexicano, lo cual es una canallada; porque sabemos que no es una sociedad similar.

En EUA tienen instituciones fuertes, un sistema judicial mucho más eficaz que cualquier país latino. Sin duda hay errores y el sistema le fallo a George Floyd: es un hecho aislado y será un antecedente para incrementar la cultura cívica y contrapesos para policías matonescos y abusivos.

Conclusión: Un ciudadano desobedeció la ley y sucumbió a los dioses de la violencia y desobediencia y un policía imbécil, con compañeros estúpidos; desataron su violencia y su abuso policíaco y lo más justo es que todos ellos terminen en la cárcel por el resto de sus días y estoy cierto que así será.

Pero como todo mundo se quiere subir al tren del ser progresista; se treparan al discurso demagógico, del racismo y muchos predicadores aprovecharán para politizar este caso aislado.

En EUA lo utilizaran para golpear la débil aspiración de reelección de Trump; otros para cometer actos de violencia en nombre de la justicia. Y Trump tendrá que pagar el precio, por su discurso incendiario y racista.

En México saldrán los imbéciles a montarse en un discurso facilón y lugares comunes: lo cierto es que:
México vive con instituciones frágiles, la negociación de la ley; según tu ingreso. La brutalidad y abuso policiaco; solapado desde el poder ejecutivo, por acción y por omisión: Ya parece que un policía ministerial o un guardia militar; se dejaría grabar en un abuso policiaco; que se cometen todos los días en este país; sin importar tu color de piel.

Ya parece que teniendo todas las pruebas contra un policía mexicano; fuera a la cárcel. Nosotros debemos asumir que tenemos actitudes racistas; eso nos incluye a todos y hay que combatirlo. Tenemos instituciones débiles, un sistema judicial corrupto, un entramado institucional que fomenta la corrupción, la violencia y una ciudadanía carente de información y educación; para defender sus derechos
elementales.

Antes de escuchar a un político idiota; mexicano, que se quiera envolver en la bandera de los derechos humanos: Hay que tener claro, nuestras deficiencias y empezar a combatirlas; desde ya.

Atte Enrique Terán

junio 5, 2020

Deja un comentario