Bajo este protocolo, el Templo Mayor reabre sus puertas

  •  Los vestigios de Tenochtitlan, en el Centro Histórico, fueron cerrados desde el 24 de marzo de 2020, cuando comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia

Después de más de un año, la Zona Arqueológica del Templo Mayor fue reabierta con un protocolo sanitario para prevenir el Covid-19.

Para entrar a la zona arqueológica, hay una revisión de temperatura y se aplica gel antibacterial en las manos de los asistentes.

Será en grupos de hasta 10 personas como máximo, cada 10 minutos, para evitar aglomeraciones en pasillos, explicó Patricia Ledesma, directora del Museo del Templo Mayor.

MUSEO, CERRADO

Aunque se abrió al público la zona arqueológica, el Museo de Sitio del Templo Mayor seguirá cerrado hasta nuevo aviso. Los motivos son la poca ventilación que puede haber en el inmueble, la cantidad de visitantes que atraería el museo en medio del semáforo de riesgo naranja y también el cuidado de las piezas de la exposición.

“Las piezas arqueológicas en el museo requieren unas condiciones de estabilidad, temperatura y humedad específicas, el museo siempre ha sido un contenedor casi hermético por la fragilidad de las piezas. No podemos abrir el museo y que haya corrientes de aire como si fuera Lo que el viento se llevó porque las piezas lo sufrirían mucho”, comentó Patricia Ledesma.

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario