CARTA A ROSARIO ROBLES

Por: Enrique Terán

 

COLUMNA| MENTIRAS VERDADERAS

Querida Rosario:
Has sido una enemiga de la izquierda desde hace varios años, sin embargo me da mucha pena que esta navidad estés presa; a diferencia de muchos ciudadanos, a mí no me alegra tu desdicha y tu desventura; quizá porque sé del dolor humano y se lo que es, que el desamparo, te abandone en vísperas navideñas.

Estar en un calabozo mexicano ha de ser, las peores de las indignidades, por muchos privilegios que puedas adquirir. Tus detractores y tu encarcelamiento por órdenes de presidencia; afirman que eres culpable y será una lección moral, para los próximos políticos que arriben al poder.

No pretendo juzgarte si eres culpable o inocente; es impertinente hacerla de fiscal y señalarte con la ira de dios; estás pasando horas aciagas. Pero tu vida me hace pensar de la fragilidad de la condición humana, de lo ingrata que es la política y la vida misma.

El tribunal de la opinión pública ya te juzgó y han sido duros; sin embargo pareciera que no es suficiente, pareciera que quisieran ver sangre, yo no me voy a sumar al odio y la polarización que circula.

Estás resistiendo, estás enfrentado la suerte contrariada, los tribunales, la carcelería, la pugna del poder, las vilezas humanas. Te quiero dar un consejo: Tengo entendido que eres creyente; ten fe, adelgaza el ego, se humilde; es una lección de vida, lee y escribe tus memorias.

Perder lo más valioso que tiene un ser humano inteligente; es su libertad. Estoy cierto que darías tu casa en Coyoacán, tu auto, tus bienes; a cambio de estar libre. Sin importar el prestigio, tu nombre, tu reputación, con el miedo torero de empezar desde cero.

Ojalá sigas preservando tu serenidad, tu aplomo político, el mismo aplomo que tuvo Adolfo Suárez, cuando el coronel Antonio Tejero entro al congreso Español en 1981; echando tiros y Suárez se quedó de pie enfrentando lo que pudiese venir; sabía en que momento de la historia estaba parado y también esperando la muerte en caso que la suerte no estuviera de su lado.

Hoy los duendes del azar no están de tu lado, la clase política con los que colaboraste, te expectoraron y te han dejado sola. Pero también has conocido las glorias azucaradas, ser la secretaria de Estado, la presidente del partido, las cumbres almibaradas del poder, la adulación de los zalameros, ser la mandamás; hoy estás conociendo el abismo, la soledad, el sabor amargo de la derrota, la poderosa que cae en desgracia y los enemigos se regocijan de ello.

La vanidad y el ego; es parte de un político y sin duda eres inteligente, sin duda tuviste aciertos y errores en tu vida; sol y sombra en lo personal y en lo público, el orgullo te jugó una mala pasada, junto con el destino.

En la cárcel vas a aprender mucho, es un aprendizaje doloroso, del tránsito pasajero de la miseria humana; la humildad y la sabiduría serán tus cómplices en los días que estés presa y con un poco de suerte el resto de tu vida; independientemente si eres culpable o inocente.

No creo que tenga nada que enseñarte; no es la primera vez que te enfrentas a la mezquindad y las malas pasados del destino; te enamoraste y pagaron mal, has sido leal, un valor escaso en el sistema político mexicano y también te pagaron mal; quizá es indelicado y está reñido con el honor y la caballerosidad, pero por desgracia la vida privada de un político siempre dará para el interés público.

Querida Rosario, yo que te acusá de corrupta desde la muchedumbre; como un desquiciado en la plaza pública. Te mando un abrazo y que este tránsito doloroso, pase rápido y que estés en tu casa con los que amas y te aman; que puedas compartir la alegría más temprano que tarde.

Toda alegría es temporal y la tragedia personal y política también; la vida incluída.

ATTE
ENRIQUE TERÁN

diciembre 20, 2019

Deja un comentario