Columna| Abriendo el debate|

Por: Alfredo Páez Galindo

Morena, la renovación de su dirigencia y la incertidumbre

Por: Cristian García
Sociólogo y politólogo

Este domingo concluyeron las elecciones internas del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para renovar a la dirigencia nacional, en un ambiente de ausencia de la figura moral de quien hoy ocupa la presidencia nacional, morena se ve seriamente cuestionada por el proceso interno de renovación de la dirigencia.

Vale la pena mencionar hasta hace unos días el posicionamiento del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador,  quien dijo que si el partido se echaba a perder, terminaría por renunciar a él.

Preocupan las asambleas donde se eligieran a Coordinadores Distritales, pues en algunos municipios del país volvió a repetirse la disputa interna entre grupos que culminaron con enfrentamientos violentos y anulaciones en algunos casos, tales episodios dejan ver en muy poco tiempo el interés particular de las facciones que dista de los intereses nacionales en los que marcha la Cuarta Transformación Nacional.

En el marco de elecciones internas de Morena que van hacia la institucionalización del partido, comienzan a llover las críticas, pues en un contexto donde la oposición se ha vuelto critica acérrima de la Cuarta Transformación, no puede quedarse de lado el proceso de renovación interna del partido en el poder; desde señalamientos de una crisis en el seno del partido hasta la “perredización” de corto plazo del movimiento de regeneración nacional.

Y no es para menos cuando quienes dirigen en la actualidad al partido se han dedicado a propiciar una disputa interna entre facciones, quienes en sus ambiciones han perdido el propósito por el cual llego ese partido al poder, por ende han perdido de vista la agenda nacional que plantea a diario presidente.

De este modo la renovación interna de Morena rumbo al Congreso Nacional a celebrarse en noviembre de este año se han concentrado más en la búsqueda por apropiarse de los espacios de poder dentro del partido rumbo a las elecciones intermedias a cargos de elección popular en el 2021, que en la construcción de una agenda nacional que permita el funcionamiento del movimiento como agente aglutinador de la ciudadanía ante el embate de la derecha conservadora que no está dispuesta a renunciar a volver a ocupar el poder.

Pues a diferencia del PRI donde el presidente fungía como la figura más importante en la vida interna del partido, así como en la toma de decisiones, hoy en día en Morena la ausencia de la figura moral del presidente  Andrés Manuel López Obrador, crea un ambiente de incertidumbre que rompe con la cultura política nacional y abre un parteaguas de claros-oscuros sobre el rumbo del Movimiento de Regeneración Nacional.

Desde mi opinión el rumbo del partido que marcó un antes y un después en el quehacer político en México no debe quedar en manos de una minoría, pues la historia reciente demuestra cual sería desenlace de la crisis de los partidos en el poder, a juicio propio la elección de los coordinadores distritales de morena estos fines de semana debe plantear un debate profundo de ideas, criticas en el seno del partido y la construcción de una agenda nacional desde abajo apegada a la circunstancias nacionales.

No se puede dejar el futuro del partido, ni la esperanza de millones en quienes buscan intereses individuales, en la incertidumbre será el tiempo de su militancia.

octubre 28, 2019

Deja un comentario