COLUMNA| La última pieza del tablero

Alejandro Villafuerte. Analista Político.
Alejandro Villafuerte. Analista Político.

A CASI UN AÑO: EL BALANCE GENERAL Y SUS DESBALANCES

 

Querido lector, permítame antes agradecer la oportunidad que me ha brindado MéxicoViral a través de su espacio virtual, el cual aseguramos seguirá teniendo un mayor éxito en un futuro cercano, y que nos comprometemos a fortalecer dicho espacio, que nos permite crear un amplio análisis de reflexión respecto a nuestro diario acontecer, para así poderle compartir nuestra opinión y crear este puente entre usted y quienes escribimos con gusto para todos ustedes.

Ahora bien, puntualizando, como dice una de las máximas en política que: “En política, nada se mueve si no se empuja” y es que estamos a punto de cerrar un año más y las sorpresas continúan en el ámbito político, los sorprendidos apenas comienzan a vislumbrar esta nueva profundidad de temas en los que nos encontramos inmersos.

Y sí, es que a casi un año de la toma de posesión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, tal parece que hemos vivido diversos acontecimientos socio-políticos que han dado de mucho que hablar y que el tiempo para su análisis y su respectiva reflexión nos ha quedado muy corto, pues es que en sí, la misma 4T trajo consigo un proyecto un tanto planificado, pero que en el ejercicio de gobierno se ha tenido que ajustar a voluntades tanto propias como extrañas, así como otros temas que entraron en su agenda de manera urgente, quizá no previstas y controvertidas entre si, en cierta parte por esas voluntades.

Es que de manera contundente, a pocos meses de la llegada de este gobierno, se notaron cambios en el quehacer político nacional, en el que la percepción de una gran parte de la ciudadanía, (según encuestadoras de prestigio) aseguran haber notado que la corrupción ha disminuido, con el solo hecho de la figura presidencial. Lo que ha permitido al ejecutivo federal nadar en aguas más o menos tranquilas, en su paso por el primer año de gobierno, todo esto en base en gran medida a su popularidad y todavía amplia aceptación, lo que le ha permitido contar con un amplio margen de maniobra ante sus opositores o sus críticos más severos y a los que ha llamado claramente, “Conservadores”.

Sin embargo, la realidad es que el gobierno mexicano, si bien las criticas propias no le valen o le perjudican, se ha topado con pared, en la relación con nuestro vecino del norte los EEUU, en cuanto a los temas migratorios y recientemente en materia de Seguridad pública. pues al mandatario norteamericano, junto con muchos mexicanos que viven principalmente en las fronteras, no han estado del todo de acuerdo con los llamados que hiciera el presidente López Obrador a la población centroamericana de entrar a nuestro país.

En consecuencia, el tema de los aranceles fue y podría seguir siendo una de las principales amenazas para México en materia comercial, al punto que entramos al tema de las voluntades de ambos mandatarios, con respecto al tema migratorio, predominando la del presidente Trump, al grado de ahora usar a la Guardia Nacional, como muro humano, y modificar las políticas migratorias nacionales.

La realidad es que mientras la Guardia Nacional se encuentra muy ocupada como muro, ya hemos superado el año más violento en la historia del país, pues el crimen ha impuesto esas dolorosas cifras. De esa manera, es que le ha resultado muy barato al presidente norteamericano Donald Trump, cumplir con sus promesas de campaña, ante su electorado, con el mismo discurso en contra nuestro país y los migrantes. Es que de ganar la reelección en EEUU, podremos tener a un aliado en la cooperación binacional respecto a temas de seguridad, tal como lo ha propuesto el mismo Trump o a un enemigo mayúsculo en la guerra comercial arancelaria, todo ello según convengan esas voluntades, muchas veces más de terquedad, que de realidad.

Es en todos estos temas en donde el Presidente Andrés Manuel López  Obrador, como principal líder del país, del gobierno; y principal promotor de la 4T, tiene que empujarle, en otros temas que no le son muy cómodos, para lograr que las cosas se muevan, que se haga política de verdad y que su proyecto de balances, no se terminen convirtiendo en un verdadero desbalance, en los próximos cinco años que le restan a su administración, tal como sucedió con la administración priista anterior, ¿y usted estimado lector que piensa? ¿se logrará frenar a Trump?

Sobre Alejandro Villafuerte 12 artículos
Abogado y Analista Político

Sé el primero en comentar

Deja un comentario