(Columna) #NoPolitices

Por: Alfredo Páez Galindo

 

 

Rosalía Vergara
Reportera de la revista Proceso
@rosaliaproceso

 

El miércoles pasado se conmemoró la 51 marcha por la masacre estudiantil de 1968.

La expectativa de que quisieran vandalizarla era alta. Fue la primera manifestación en el sexenio de un denominado gobierno de izquierda.

Y lo intentaron, sin más éxito que romper los vidrios de los establecimientos que tienen seguro que cubren los daños o hicieron pintas con sus manos manchadas de pintura roja dejando entre las vallas su huella digital.

Si bien es sabido que las opiniones sobre el éxito o el fracaso del “Cinturón de Paz” es diferente entre quien lo vio y quienes lo experimentaron, lo cierto para mi es que, como dicta el lugar común, lo bueno de lo malo es que un veterano del 68, quien fue miembro del Consejo Nacional de Huelga (CNH), Francisco Martínez Marcué, pasó del reclamo a la acción.

“Queremos saber qué piensan”, señaló Martínez Marcué, fue a la UNAM, habló con un muchacho de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) para proponerle un debate entre los que sobreviven al 68, ex guerrilleros, que eligieron las armas a la lucha social y estudiantes politizados, así como jóvenes vestidos de negro.

El encuentro se realizará el miércoles 9 de octubre, a las 13:00 horas, en la auditorio Ricardo Flores Magón, en Ciencias Políticas.

La idea, saber por qué están usando la violencia en las manifestaciones.
Serán dos o tres personas de cada grupo.

Les preguntarán ¿qué buscan con usar la provocación como protesta? ¿Cuál es la ética en las manifestaciones públicas? ¿Cómo deben ser? ¿Pacíficas o como las están haciendo ellos?
De realizarse este encuentro, será un ejercicio histórico.

Los jóvenes millennials con los veteranos del 68, ambos miembros de una generación enojada por motivos distintos; el relevo generacional de la protesta social.

Sí, a 51 años del 68, yo también quiero saber qué piensan al respecto.

octubre 8, 2019

Deja un comentario