Columna| #NoPolitices

Por: Rosalía Vergara

Reportera de la Revista Proceso
@rosaliaproceso

Simplemente Yeidckol

Escuché por primera vez el nombre de Yeidckol Polévnsky en 2005. Era la candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al gobierno del Estado de México y vivió en carne propia la guerra sucia electoral y, aunque quedó en tercer lugar, obtuvo el mayor número de votos, algo inesperado para el perredismo mexiquense. #PrimerStrake

Después se integró al equipo de campaña del entonces precandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador y coordinó las Redes Ciudadanas en el Estado de México. Fue senadora de 2006 a 2012. Fue vicepresidenta del Senado de 2006 a 2009.

En 2011 su nombre volvió a sonar para la misma candidatura mexiquense, pero como el PRD ya se estaba acostumbrando a aliarse con el PAN, pues no la aceptaron. #SegundoStrike

En 2014 se sumó, de lleno, al Movimiento de Regeneración Nacional. El 20 de noviembre de 2015 fue secretaria general de Morena y, el 12 de diciembre de 2017, asumió la presidencia en lugar de López Obrador, quien se lanzaba, por tercera vez consecutiva, a la contienda por la presidencia de la República.

Dos años después su nombre vuelve a ser noticia, pero porque en su afán por seguir siendo la presidenta nacional de Morena ha llegado a sabotear el proceso de renovación de los órganos directivos del partido.

Hace unos días, se dio a conocer que el 15 de noviembre Polevnsky, junto con la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján y el presidente de la Comisión Nacional de Honor y Justicia, Héctor Díaz Polanco, firmaron un documento para acordar la realización del VI Congreso Nacional Extraordinario, el próximo 30 de noviembre.

Se realizarían cinco acciones: Primero, el informe de las consideraciones, efectos y resolutivos de la sentencia SUP-JDC-1573/2019 de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Segundo, la aprobación del método de encuesta únicamente entre la militancia para la elección de la próxima presidenta o presidente del Comité Ejecutivo Nacional, en el entendido de que el resto de los cargos y órganos se elegirán conforme al “Estatuto”.

Tercero, la elección de 15 miembros de la Comisión Nacional de Elecciones.

Cuarto, la elección de quienes vayan a cubrir las vacantes del CEN, “que existan en el Comité Ejecutivo Nacional” y quinto, la aprobación del plazo para que el Comité Ejecutivo Nacional y los órganos ratificados en este congreso duren en su encargo el periodo que el Tribunal estableció.

El 18 de noviembre, Polevnsky declaró que este congreso será informativo, pero eso no se señaló en la orden del día. Señaló que será hasta mediados de 2020 cuando el partido esté “en condiciones” para transparentar su padrón de militantes y realice la elección de su nuevo dirigente nacional.

Añadió que solicitarán prórrogas al TEPJF y al Instituto Nacional Electoral (INE), pues argumentan que los 90 días que tienen de plazo para reponer el proceso para elegir nuevo proceso electoral no son suficientes.

Sin embargo, existe un video donde aparece junto a Luján y Díaz Polanco, en el que afirmó:
“A mí me da mucho gusto estar con mis compañeros, Héctor y Bertha y poder decirles a todos los militantes y a toda la ciudadanía que, hay muchos simpatizantes de Morena, que Morena está unida, que Morena está fuerte, que Morena es mucho más de los que quisieran vernos separados. Que estamos juntos, que nos ponemos de acuerdo y que tenemos, la verdad, una convicción férrea, de sacar adelante la 4T, de apoyar a nuestro presidente y, por eso, vamos a ir unidos a este congreso. Esperamos que todas y todos nos acompañen, que no falte nadie y que, además, el día siguiente, el presidente de la República dará un informe en el zócalo, donde ahí tendremos que estar todos disfrutando ese informe y recordarles que juntos haremos historia”.
¿Qué historia quiere hacer Polevnsky? #EsUnMisterio

Lo que sí es un hecho es su intención de permanecer en la secretaria general y presidencia por tiempo indefinido.
No vaya a querer emular a #LosChuchos en el PRD, quienes posponían la elección de sus dirigencias hasta que llegaba el tiempo de preparar las elecciones federales o intermedias y seguían al frente y después tuvieron que renunciar ante los magros resultados electorales.

Porque es inexplicable qué la motivo a firmar un acuerdo el 15 de noviembre y romperlo el 24 al no signar la convocatoria.
Si en realidad cree eso, entonces por qué saboteó la elección de la nueva dirigencia de Morena, al no firmar la convocatoria para el VI Congreso Nacional Extraordinario.

Ante esta actitud, la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, lanzó la convocatoria para una sesión extraordinaria para el 30 de noviembre, a partir de las 9:00 horas, en el Deportivo Plan Sexenal, para informar, entre otras cosas, “sobre las causas del aplazamiento del VI Congreso Nacional programado para el 30 de noviembre de 2019”.
#NoEsMorenaEsYeidckol

Ese día, los consejeros tienen programado convocar a un nuevo congreso para el 26 de enero de 2020 y, además, elegir a los integrantes de la Comisión de Honestidad y Justicia. #SopasPerico

El 12 de diciembre próximo, Yeidckol cumpliría dos años como secretaria general y presidenta en funciones de Morena, entre claroscuros. ¿Podrá celebrarlo? #EsPregunta

noviembre 26, 2019

Deja un comentario