COLUMNA | #ProyectoViral

Por: Alejandro Villafuerte

EL SEXENIO DE LAS CALLES

<<No hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla>> El pasado primero de diciembre se cumplió el primer aniversario de la tan anhelada toma de posesión del Presidente López Obrador al frente del poder ejecutivo de este país. Quien convoco acudir al zócalo de la capital, para rendir cuentas ante la ciudadanía. Hubo otros que señalaban de acarreados a los que asistieron al mensaje presidencial, y por otro lado otros que convocaron a marchas de protesta en contra de la violencia, encabezada por Juan LeBarón, quien ha sido víctima por la delincuencia organizada, contra de su familia, así también hicieron lo mismo los partidos políticos opositores (PAN, PRD, MC), los chalecos amarillos y el ex mandatario Vicente Fox. Mientras que otros han señalado una vez más la gran polarización política por la que atraviesa nuestro país como nunca antes.

De ahí que muchos ahora dicen que México se quedó sin líder opositor al convertirse en el primer mandatario, aquel hombre que recorrió casi todos los pueblos y las calles de las principales ciudades del país, en busca del voto popular, en la construcción de su proyecto de nación. Es ahí que la política mexicana hoy tiene un nuevo contexto de acercamiento público, muy lejos de aquellos políticos de oficina que construyeron su imagen a base del <Telemarketing> o de los <Periódicasos> a su favor, hoy la gente quiere ver a los líderes políticos a los ojos, convivir con ellos, interactuar y platicar sus problemas reales. La calle es el espacio histórico ideal para la manifestación de consignas y protestas en contra de los gobiernos o bien para reiterar el apoyo popular, así mismo es el punto de encuentro entre diversas corrientes ideológicas a fines o en contra, que se organizan de tal modo para alcanzar sus fines, en algunas veces como una mezcla muy diversa entre sectores.
Es ahí que la calle cobrará un papel importantísimo como nunca antes, en este sexenio, será ahí donde se definirá a los próximos líderes, que los respaldara el apoyo popular, la oposición debió ya, aprender la lección que les dejo la derrota electoral, ahora es el momento de consolidar un grupo opositor fuerte a través del respaldo social. Nosotros como ciudadanos debemos entender el rol de los grupos opositores no como el de los que están ¡En contra de todo y a favor de nada!, si no que debemos de contar con una oposición real, bien consolidada. La ventaja de contar con una de esas características es que permite una mejor exigencia al gobierno en turno, se crea un contrapeso social importante y se mejora el trabajo de las instituciones del estado. Para lograr esto se requiere de líderes con un trabajo que los respalde, además de una buena reputación pública que les permita llevar el mensaje claro y con credibilidad.

Sin embargo el bloque opositor actual no reúne esas características y no es liderado por los ninguno de los partidos políticos nacionales, contrarios al presidente, quienes podrían tenar mayores oportunidades por su forma de organización y recursos económicos, pues todo lo contrario: sus mensajes, su poca credibilidad han quedado desdibujados, ante el mensaje de quien hoy es evaluado como el cuarto mejor mandatario del mundo y el segundo en América Latina, según encuestadoras de prestigio, como Mitofsky.
Además que el destino parece favorable para el proyecto presidencial, respecto a sus refinerías, ya que en los últimos días, se ha descubierto un yacimiento petrolero en Tabasco, que es una de las mayores reservas por 700 millones de barriles, que bien podría significar un segundo milagro mexicano, como ocurrió en los años ochentas, durante el sexenio del Presidente López Portillo, en donde se petrolizo a la economía nacional, es decir sí el precio del barril se disparare ante los mercados internacionales, esto cobraría revancha ante el bajo crecimiento económico por el que atraviesa nuestro país.

El aplazamiento de la designación como terrorismo de los cárteles mexicanos por el mandatario norteamericano Donald Trump, significa un verdadero respiro para el gobierno mexicano y la cancillería antes de cerrar el año, veremos qué pasa con el tema de los Estados Unidos en el 2020, pues Trump es impredecible y es un verdadero dolor de cabeza. ¿Cree usted que será un ciudadano sin vinculación partidaria, quien logre encabezar una oposición fuerte y real? ¿Se lograra consolidar el proyecto económico de AMLO a través de las refinerías?
Nos leemos la próxima semana querido lector, para hablarle un poco más a fondo de los partidos políticos y su situación actual.
Sugerencias al correo: raul.alejandro.villafuerte@outlook.com

diciembre 11, 2019

Deja un comentario