Columna | Zoon Politikón

Por: Alfredo Páez Galindo

 

Hugo Torres Zumaya
Presidente de la Asociación Unidos Sí Podemos CDMX

LA VIOLENCIA NO TIENE GÉNERO

¡Hola! Mi nombre es Hugo Torres Zumaya, soy abogado y Presidente de la Asociación Civil “Unidos Sí Podemos CDMX” he participado gran parte de mi vida en temas comunitarios y referentes a la Ciudad de México. El día de hoy les comparto mi primera participación en el medio digital MéxicoViral, mismo al que le deseo el mayor de los éxitos y al cual le agradezco la invitación.

En 1949, Simone de Beauvoir escribió y sentenció que la historia universal era concebida desde el androcentrismo: el hombre como la medida de todas las cosas.

Un año antes, en 1948 fue en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que se reconoció el sufragio femenino como un derecho humano, en México las mujeres pudieron votar a partir de octubre de 1953, en Argentina la ley de sufragio femenino fue la llamada Ley Evita o ley No. 13010 a partir de 1947, en España las mujeres votarían a partir de 1933, en Estados Unidos las mujeres pugnaron por su voto desde 1848 en la Convención de Derechos de la mujeres de Seneca Falls, pudiendo votar hasta 1920.

Cada paso fue sin duda una conquista en un derecho universal, ya que todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos.

Sin embargo, en nuestro presente y muy lejano a la auténtica lucha de los derechos de las mujeres y de sus principios ideológicos, grupos de poder político de ligados a la izquierda, basados en el concepto falso de género, han decidido emprender una campaña mediática y sistemática, donde se vulneran los derechos fundamentales a una parte de la ciudadanía (a los hombres) generando un grupo privilegiado, que solo busca fondos públicos para crear redes clientelares (de manera electoral) y generar movimientos de presión llamados “lobbies”, mismos que utilizan la violencia y la discriminación de género para vivir de ello.

Algunos Jefes de Estado y legisladores (como es el caso de México), han decidido fomentar y financiar la guerra de sexos, criminalizar a la masculinidad, así como generar campañas de persecución a quien piensa distinto generando intolerancia entre la sociedad.

La violencia no tiene género y deben existir recursos para todas las víctimas de violencia intrafamiliar, no para la financiación de lobbies victimistas que buscan generar presión y lograr que se legisle a su conveniencia.

Debemos recordar que el Poder Judicial es independiente como parte del Estado y no debe de ceder ante grupos de presión que buscan sus objetivos a través del temor y la intimidación, dejando a un lado a la ley y el debido proceso.

¿Cómo es posible que se tipifique el delito de feminicidio? En términos legales es “homicidio” la acción de dar muerte a otro ser humano.

Etimológicamente la palabra proviene del latín homicidium, un compuesto de hominem (persona) y caedere (matar) que se traduce como matar a una persona, sin hacer diferenciación entre hombre y mujer.

El bien jurídico tutelado es la vida, no el género, existiendo agravantes o atenuantes de la pena de acuerdo al caso concreto.

Desafortunadamente, en una campaña electoral y de gobierno, es más fácil ofertar que se protege a las mujeres, predeterminándolas como sexo débil ante el Estado, a través de la criminalización de un género y de trucos de publicidad política disfrazados de falsos conceptos y medios legales pre existentes.

Pero ¿en qué momento surgió este movimiento? Estoy seguro, que no soy el único que se pregunta ¿de dónde viene su financiamiento? Como ya lo mencionamos anteriormente, probablemente del propio Gobierno.

Otro tema que sorprende es el discurso de odio. ¿Quién auténticamente gana algo al dividir de tal manera a una ciudad o a un Estado? Algunos gobiernos permiten que bajo un falso concepto de libertad de expresión se presencien y ejecuten varios delitos, como es el caso de la Ciudad de México, donde se vandalizan monumentos históricos, se queman recintos, se deterioran establecimientos mercantiles dañando propiedad ajena, vulnerando la integridad de otras mujeres, quienes en cumplimiento de su labor como policías, fueron atacadas cuando miembros de estos grupos radicales, les derramaron gasolina atentando contra sus vida, ejerciendo así, una conducta delictiva sin sanciones.

Sin duda, quienes criticamos a estos movimientos nos enfrentamos ante intereses políticos y económicos, por lo regular populistas, pero es una batalla que tendremos que librar, ya que es una obligación luchar contra la desigualdad y contra la discriminación en términos generales, así como defender las conquistas en materia de derechos humanos que no impliquen vulnerar los derechos de otros, es por ello que te dejo el link de:

FIRMA DEL MANIFIESTO DE BELVIS DEL JARAMA CONTRA LA DESIGUALDAD
http://www.hazteoir.org/alerta/92411-firma-manifiesto-belvis-jarama-desigualdad-luchar-discriminacion-masculina

“Mi libertad se termina dónde empieza la de los demás”
-Jean-Paul Sarte, esposo de la feminista Simone de Beauvoir.

HUGO TORRES ZUMAYA
COLUMNISTA DE #MEXICOVIRAL
Para mayores, aportaciones o información:
Tw @torreszumaya
m@il: hugotorreszumayabj@gmail.com
FB. Hugo Torres Zumaya

octubre 11, 2019

Un comentario en “Columna | Zoon Politikón

  • el octubre 11, 2019 a las 4:11 pm
    Permalink

    Felicidades jugó,muy buen artículo, con fundamentos . un abrazo. Tia nena

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: