CONSULTAS POPULARES: ¿CIRCO O JUSTICIA?

Por: Enrique Terán

Columna / Mentiras Verdaderas

Enrique Terán
Enrique Terán. Analista Político.

CONSULTAS POPULARES: ¿CIRCO O JUSTICIA?

Esta semana se ha implantado en la agenda pública: la consulta para juzgar a los ex presidentes. La comentocracia y juristas, salieron a despotricar, algunos calificándolo como un circo mediático y otros como una perogrullada jurídica. 

Ciertamente la legalidad no se debe negociar; pero hay un punto a favor del Presidente: Es un acto simbólico de justicia. El gobierno actual está lleno de simbolismos: la austeridad del presidente, los salarios de la burocracia, el ejercicio del poder, las formas políticas; no siempre son las adecuadas, algunas son impertinentes, populistas; pero sin duda vale la pena ponerlas en discusión y sobre todo algunas, hacen cambios en la cultura política y los valores adquiridos. 

Que un ex Presidente vaya a la cárcel, pareciera una venganza, redimir a un pueblo vengativo; rasgos de autoritarismo. En Latinoamérica ha habido lo que le llaman judicialización de la política: Cristina Fernández de Kirchner, Lula da Silva; han sido víctimas de ello. En Perú todos los últimos expresidentes están presos; algunos por actos corruptos, más que comprobados y otros por sus enemigos políticos. Pero en México pareciera que se firmó un pacto de impunidad, un fuero simbólico; olvidar los agravios del pasado, enterrar el pasado y no cuestionar nuestro pretérito tan imperfecto. 

En lo personal me hubiera gustado una: “Comisión de la verdad y la reconciliación” como se hizo en la Argentina que presidio Ernesto Sabato; en el gobierno de Alfonsin, después de la dictadura militar. Creo que hay elementos jurídicos y políticos; en el gobierno de Calderón y Peña Nieto, se dieron violaciones a derechos humanos, asesinatos perpetrados por el Estado, hay que hacer una reparación de los daños a las familias, que les arrebataron su tranquilidad, su paz, su vida, sus sueños; el ejemplo de ello son los 43 desaparecidos. Los asesinatos que se dieron en una supuesta guerra contra el crimen organizado. 

  1. Es un sofisma en querer continuar y olvidar; como en su momento planteo el presidente, me alegra que haya reculado. Porque es necesario y es un acto simbólico, para redimir un pasado abyecto, la ignominia de un pueblo que no fue escuchado, cuando el país se llenó de sangre y un pueblo salió a la calle a pedir “No más sangre” y el dictador de plazuela; no hizo caso y le dio todo su apoyo al que hoy está encarcelado en Nueva York (Genaro García Luna).

Los desfalcos millonarios, latrocinios que hizo Ernesto Zedillo; ni hablemos de toda esa penumbra que dejo Salinas de Gortari: El asesinato de Colosio, su cuñado Ruiz Massieu; la sangría que se hizo en Chiapas, durante el levantamiento armado. Sin duda, que si la ambición del presidente es hacer una cuarta transformación, es necesario; romper el pacto no escrito de impunidad. Exigir justicia en este país, pareciera una utopía, por ello, es el descredito de las instituciones, los linchamientos en las calles, golpear a ladrones de poca monta en una micro; no puede ser, los actos de justicia de un nuevo gobierno que pretende cambiar las cosas; no quiero en la picota, la cabeza de los expresidentes. 

Lo que quiero es que se haga justicia y que los medios facticos o la oposición no grite que es una venganza política; un circo mediático; quiero que se haga un poco de justicia, que los malos no salgan victoriosos, como sucede en la vida real. El cine tiene esa regla moral; que no puede prevalecer la maldad, ¿Por qué no podemos tener la aspiración, que los que hicieron daño paguen sus culpas? 

Insisto; no siempre me gustan las formas del presidente, pero son los nuevos tiempos y si esta consulta; que de antemano sabemos que la respuesta será si por clamor popular, puede darnos un poco de justicia: Cuente con mi voto a favor; señor presidente. 

Atte Enrique Terán

agosto 28, 2020

Deja un comentario