EL NIETO DEL PRESIDENTE Y OTRAS BANALIDADES

Por: Enrique Terán

COLUMNA| Mentiras Verdaderas

 

En toda historia de amor y en política; hay ganadores y perdedores, hay enamorados felices y amantes despechados; políticos rencorosos.

Quizá no es novedad que en México la política; no tiene ética en sus formas, ni códigos. Incluso con los enemigos, se es despiadado y sin alma.

Por eso la oposición utilizó el nacimiento del primer nieto del presidente, para críticas, emanadas del odio, del clasismo y de una envidia aderezada con maldad gratuita.

Uno puede fracasar, como político, como opositor; pero no como ser humano. No hablo de la repudiable y conservadora retórica que utiliza el presidente; la cartilla moral surgida de un hombre finado como Alfonso Reyes: conservador, espiritual y como un buen canalla recurrió al nacionalismo ramplón, porque es lo único que le queda a un hombre; su patria. Cuando este ha fallado como padre, hijo, esposo, servidor público; y es cuando se aferran al chauvinismo.

La moral es cosa de religiosos, clanes y de mafiosos que se protegen, entre sí, donde se guardan lealtades, por miedo a la venganza. La ética son valores medianamente compartidos, ciertos códigos, para convivir en armonía y aceptando las diferencias del otro.

La política mexicana se ha envilecido de una manera, burda; es entendible que en este país haya quien ame al presidente, otros lo repudien y otros nos mantengamos escépticos de su gestión.

Es natural que haya apasionados, pero odiar al adversario, criticar a su familia, denigrar la dignidad humana de un niño, despreciarlo a tal grado de desearle la muerte; es algo que debería ser inaceptable.

El politólogo y liberal: Robert Dahl en su obra: “Los dilemas del pluralismo”, dice que toda crítica y ataque es válido en el entramado institucional democrático; siempre y cuando prevalezcan la civilidad y este fuera el discurso del odio, el ataque y fomento al odio; hacia un sector de la población.

Hay que aprender a medir esos odios, esas pasiones. MORENA en muchas ocasiones ha azuzado a sus militantes, para defenestrar a quien no piense como ellos; y es deleznable.

Hoy los contrarios, se han ensañado; han violado las reglas de la ética: incluso hasta de la misma mafia: La familia es intocable; en la camorra.

Otros contrarios como Sergio Sarmiento, se han montado en caballo de Troya, en la crítica justificada por la desaparición del seguro popular y las deficiencias de nuestro sistema de salud; pero es ruin. Conozco al hermano de Sergio y sé de su promiscuidad y sus aberraciones sexuales; de la vida disipada que lleva su hermana en Europa y eso no lo invalida como interlocutor o periodista; por el hecho que a su familia les gusten las bajas pasiones, los vicios y sean entregados al arte.

Ciertamente decía un panista: ¿quieres saber si tu mamá anda en malos pasos?: Métete a la política; quien se mete a este negocio, está en riesgo: su intimidad, la mirada ajena, la crítica despiadada.

Pero creo que hay que redimirse como humanos, expulsar nuestro veneno, el rencor, medir nuestras pasiones; se puede criticar a AMLO, con dureza, con pasión, con desconfianza, pero intentar ser feliz, tener valores compartidos, sanidad en nuestras críticas, ecuanimidad en nuestras pasiones y emanciparse de ideologías, de dogmas; entender que lo que define a una persona, no es su posición política; es su corazón, su espíritu, su mente, sus principios, lo que lee, sus amigos, los amores perdidos y los que consagramos.

Conducirnos con cierta ética en la vida, nos hace seres humanos excepcionales; tratando de que prevalezcan nuestros principios y sortear nuestros defectos, nuestras mezquindades: Hay que aprender a ser generosos con tu enemigo, en la victoria; cuando la vida te sonríe y en la derrota ser humilde, aprender de los errores, adelgazar el ego y reconocer que tu contrario te ganó.

Y dejar al nieto del presidente, que haga su camino, forje su destino; y aunque se repugne al presidente, desearle larga vida y que viva en condiciones dignas, no debajo de un puente, no en una casa de cartón; por mucho rencor que le tengas.

Que Yeidckol Polevnsky a pesar de ser una mafiosa; tiene derecho a comprar en Palacio de Hierro; que por cierto no es la gran cosa comprar en esa tienda.

Atte Enrique Terán

enero 17, 2020

Deja un comentario