Feministas piden convertir Estela de Luz en memorial de víctimas del crimen organizado

Ana Elena Contreras, fundadora de la colectiva de Aquelarre Feminista, en conjunto con la Fundación Cabarroca presentaron un pliego petitorio al Gobierno de la Ciudad de México para convertir la Estela de Luz en un memorial de personas desaparecidas y víctimas de la violencia en México.

En el documento dirigido a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el Secretario de Gobierno, Martí Batres y la Directora General de Gobierno, Adriana Contreras se pide retomar el espacio y convertirlo en un lugar orgánico en donde haya mesas de trabajo y atención a las familias que lo requieran.

En el acto participó Marco Cabarroca, presidente de la Fundación Cabarroca, quien argumentó que en el artículo 72 de la Ley General de Víctimas se contemplan las medidas de satisfacción en las que se pueden realizar actos y eregir monumentos  que conmemoren el honor, la dignidad, el sufrimiento y la humanidad de las víctimas, tanto vivas como muertas, por lo que esperan se tome en cuenta su petición.

“Nosotras como activistas y como parte de la sociedad civil estamos sólamente trabajando de manera conjunta, pero quienes tienen que tener la voz son forzosamente las familias porque ellas son las personas dolientes que tienen a desaparecidos y muertos”, comentó Elena Contreras.

La activista contó que entre los años 2010 y 2012, durante la construcción del monumento conmemorativo del Bicentenario de la Independencia de México en el gobierno de Felipe Calderón, se recolectaron más de 100 mil firmas digitales que pedían convertir el monumento en un memorial a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico a las cuales tomaban como daños colaterales.

“Resignificar es un acto necesario, que permite a luchadoras, defensoras de derechos humanos, activistas feministas, familiares y sobrevivientes de víctimas reescribir la historia y hacer de lugares como la “Estela de Luz “un lugar con nuevo significado, lejos de la corrupción y la superfluidad que representó su creación, es hacer un borrado y re escribir con nuevas letras para darle al espacio mismo una naturaleza digna, apegado a la realidad  y la problemática social.”

 “Que además permita, ser un espacio de coincidencia, donde se honre la memoria de las y los ausentes, donde se convoquen por la exigencia de justicia, donde permita darse cita para la organización y la protesta pacífica. La memoria es un acto colectivo de resistencia ante las narrativas impuestas por los poderes políticos y criminales”, expresó.

Finalmente comentó que confían en tener una respuesta por parte de la Jefa de Gobierno entre 8 y 15 días hábiles. En caso de no obtenerla pedirán una mesa de trabajo. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario