¿Regreso a la normalidad?

Por: Rosalía Vergara

Columna #NoPolitices

 

Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebbok: /rosalia.vergara.7564

 

 

En la madrugada de una mala noche de confinamiento recibí una triste noticia y mi mundo cambió.

Después me enteré del fallecimiento de amigos, de familiares de amigas, vecinos, compañeros y que personas cercanas estaban contagiadas de Covid-19.

Supe, además, de la organización de las llamadas fiestas Covid para hacer realidad una insensata idea de contagiar a muchos para desarrollar inmunidad.

Lo único que desarrollaron fue su estupidez, la cual se volvió infinita y viral.

Por los lamentables fallecimientos y los lamentables estúpidos que se sienten inmortales me siento deprimida y bastante vulnerable.

Sumado a las semanas de aislamiento y la tonta sensación de desgaste de la piel de las manos por tanta lavada, soy incapaz de resistirme a pedirle a los extraterrestres que invadan este mundano mundo donde, por lo visto, no sobrevive sólo el más adaptable, sino también el más idiota.

Aquí es donde me pregunto: ¿regresar a la normalidad?

Para mi definitivamente no. Pero la vida sigue, dicen y aunque no es lo mismo, sí es igual.


Por eso, este 18 de mayo, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) presentó los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral como parte de la Estrategia para la Reapertura de las Actividades Sociales, Educativas y Económicas, junto con las acciones y planes para el Protocolo de Seguridad Sanitaria y la Estrategia de Retorno de Actividades hacia la Nueva Normalidad, tras la crisis sanitaria por Covid-19. Me cansó con solo repetirlo.

En la Estrategia de Retorno a las Actividades: Una Nueva Normalidad se establecen acciones para hacer frente y mitigar la epidemia causada por Covid-19, de manera ordenada, gradual y cauta para continuar con el cuidado de la salud de las personas y reactivar a la economía para una pronta recuperación económica.

“Para llegar a esta Nueva Normalidad se definió un proceso que consta de tres etapas que tienen como objetivo reactivar las actividades socio-económicas con la premisa de proteger la salud de la población controlando la transmisión de SARS-CoV-2 y así prevenir picos epidémicos de gran magnitud o rebrotes en las zonas del país que ya sufrieron el primer pico epidémico.

Para esto se pone en marcha un Sistema de Alerta Sanitaria que tendrá una frecuencia semanal de resultados y que será de aplicación estatal o municipal y determinará el nivel de restricción en las actividades económicas, sociales y educativas”.

La primera etapa inicia el 18 de mayo y comprende los llamados “Municipios de la Esperanza”, los cuales no tienen contagios reportados ni vecindad con municipios con contagios. En esas comunidades se dará apertura a toda la actividad laboral.

La segunda etapa se desarrollará del 18 al 31 de mayo y consiste en preparar la reapertura. En esta etapa, las empresas o industrias dedicadas a actividades consideradas como esenciales que adopten y validen los protocolos podrán reiniciar actividades de conformidad con el proceso establecido para tal efecto.

La tercera etapa comienza el 1 de junio de 2020 y se iniciará con la reapertura socio económica mediante un sistema de semáforo de alerta sanitaria semanal por regiones, estatal o municipal, que determinará el nivel de alerta sanitaria y definirá qué tipo de actividades están autorizadas para llevar a cabo en los ámbitos económico, laboral, escolar y social.



Los niveles del semáforo son máximo, alto, medio y bajo y serían dictados por la autoridad laboral.

También el 1 de junio se pone en marcha el Sistema de Alerta Sanitaria que consta de cuatro niveles de alerta. El nivel máximo (rojo) solo se permitirán actividades definidas por la Secretaría de Economía, con protección irrestricta de personas en mayor vulnerabilidad de presentar casos graves de Covid-19 y se activan los criterios completos de la Jornada de Sana Distancia.

En el nivel alto (anaranjado) se permitirán laborales esenciales y las actividades no esenciales con niveles de intensidad reducida, con protección irrestricta de personas en mayor vulnerabilidad de presentar casos graves de Covid, se reduce en 70% la actividad social en espacios públicos abiertos y cerrados y se suspenden las actividades escolares.

En el nivel medio (amarillo) se permitirán las actividades laborales, con protección irrestricta de personas en mayor vulnerabilidad, se reduce en 40% la actividad social en espacios públicos abiertos y cerrados y se suspenden las actividades electorales.

En el nivel bajo (verde) la actividad económica y laboral normal y se reanudan actividades escolares, sociales y de esparcimiento.



Los principios rectores para el retorno exitoso en los centros de trabajo se requiere la participación conjunta de toda sociedad. “En la aplicación de estos lineamientos se deberían considerar los siguientes principios, que serían necesarios para la correcta toma de decisiones y la implementación exitosa de los planes de retorno al trabajo”.

Entre los principios rectores para esta normalidad están privilegiar la salud y la vida, la solidaridad con todos y no discriminación, la economía moral y la eficiencia productiva y la responsabilidad pública, privada y social, compartida.

“La reanudación de actividades en los centros de trabajo se deberá dar en un marco de no discriminación y con la estricta aplicación de sus derechos laborales, con independencia de su rama de actividad o sector y condición de vulnerabilidad ante la infección por el SARS-CoV-2.

El desarrollo de México y la efectividad de las medidas son una tarea de todos. El proceso de reactivación económica no se entiende sin una participación coordinada de los sectores público, privado y social, en un marco de desarrollo incluyente, priorizando el bienestar social y transitando juntos hacia la Nueva Normalidad”.


Las estrategias de control como la promoción de la salud y de cuidado en eventos sociales, durante los trayectos en el transporte público, privado o que provea la empresa, son indispensables y fundamentales para contener la diseminación del Covid-19 y deberán implementarse en todos los centros de trabajo sin importar su actividad o el nivel de alerta de la localidad que se encuentren.

Se deberán establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas, se deberá incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal, con el fin de reducir el hacinamiento y la posibilidad de contagios, manteniendo una sana distancia y la ventilación natural del transporte.

Se deberá instrumentar el control de ingreso-egreso de las personas trabajadoras, clientes y proveedores que permitan establecer un filtro de acuerdo con lo establecido en el Lineamiento general para la mitigación y prevención de Covid-19 en espacios públicos cerrados para la identificación de personas con infección respiratoria aguda.

Las medidas para la prevención de contagios en la empresa se prevé proveer dispensadores con soluciones a base de alcohol en gel al 70% a libre disposición del personal en distintos puntos del centro de trabajo, así como productos sanitarios y de protección personal a los trabajadores incluyendo cubrebocas, lentes protectores y caretas, contar con depósitos suficientes de productos desechables y de uso personal, procurando la limpieza continua de los mismos, garantizar que los sanitarios cuentan con lavamanos y con condiciones adecuadas para la limpieza de personal, como agua, jabón y toallas de papel desechable.

Las herramientas de trabajo no deberán ser compartidas, tampoco los objetos personales. En caso de ser posible, favorecer la ventilación natural en espacios comunes y de mayor concentración de personal y en áreas con gran afluencia de personal. Revisar el funcionamiento de los sistemas de extracción, en caso de contar con los mismos, además de darles mantenimiento y cambiar los filtros para su correcta operación.


Se debe señalar la distancia mínima de 1.5 metros en baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores y salas de juntas con marcas de piso, paredes o inmobiliario.

Establecer la política de control de visitas, proveedores y contratistas, implementar la política de uso de escaleras manteniendo la sana distancia, no tocar barandales, usar cubrebocas en los elevadores, no saturarlos y que el ingreso sea mediante una fila con distancia de 1.5 metros entre el personal y promover el hipen de manos inmediatamente después de tocar los botones del elevador.

Una de las medidas de prevención para la población vulnerable en centros de trabajo ubicados en regiones designadas de alerta alta y media, como son embarazadas, con obesidad, personas adultas mayores de 60 años, personas que viven con diabetes e hipertensión descontroladas, VIH, cáncer o con discapacidades, es acudir a la consulta con su médico familiar o de la empresa para una evaluación antes de regresar  a su empleo.


“Es importante recordar que, en los centros de trabajo ubicados en localidades caracterizadas de alerta máxima, está prohibido que las personas en situación de vulnerabilidad acudan a trabajar y que, en los casos de alerta baja, se deberá prestar especial atención a dicho personal, independientemente de que no sea necesario implementar medidas especiales.
“En caso de alerta media se debe priorizar el trabajo a distancia con el fin de evitar la asistencia al centro de trabajo y reducir el riesgo de contagio del personal en condición de vulnerabilidad. En caso de no ser posible hacer trabajo a distancia, los centros de trabajo deberán designar un comité o persona responsable de garantizar las medidas especiales”.

A los trabajadores se les deberá permitir el ingreso en horarios diferentes para evitar horarios pico en el transporte público o de personal.  Deberán establecer zonas exclusivas en tareas de alimentos, comedores y vestidores para reducir el riesgo de exposición del personal en mayor riesgo.

En caso de no ser posible establecer zonas exclusivas, deberán establecer horarios diferenciados para reducir el riesgo de contagio del personal identificado como vulnerable.


Para hacer cumplir los  Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral, con las acciones y planes para el Protocolo de Seguridad Sanitaria y la Estrategia de Retorno de Actividades en la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, hacia la Nueva Normalidad, tras la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, a partir del 18 de mayo, las empresas e industrias responderán el documento denominado “Autoevaluación del Protocolo de Seguridad Social”, el cual se puede consultar en la plataforma www.gob.mx/nuevanormalidad

Además, añadió, deberán responder los datos generales de identificación que dicha plataforma contenga y cumplimentar la Carta-Compromiso. En el caso de empresas multiplanta se registrará a cada planta de forma individual.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitirá un acuse de recibo vía electrónica y un resultado en un plazo no mayor a 72 horas. Las empresas recibirán una notificación del IMSS vía correo sobre la aprobación, solicitud de la ampliación de la información o denegación del protocolo de seguridad sanitaria a los efectos de poder iniciar o no las actividades esenciales necesarias.

En los supuestos de que, por parte del IMSS, se formule solicitud de ampliación de información, la notificación de las empresas e industrias podría recabar diferentes aspectos o la totalidad del Protocolo de Seguridad Sanitaria. 

Si se denegara la autorización, las empresas podrán reiniciar el proceso aportando para su análisis el Protocolo de Seguridad Sanitaria.


En ningún momento las empresas podrán reiniciar actividades sin haber recibido la aprobación del IMSS.

“Este lineamiento entrará en vigor el día de su publicación como lineamiento técnico y estará vigente hasta en tanto se declare terminada la emergencia sanitaria que la originó”.


Si, esperamos hasta el final y si antes le recomendaba no salir de su casa si podía y si no, pues extreman precauciones, en estos momentos, como al parecer no les importa, solo me queda desearles que no se vuelvan estadística en la conferencia de las 19:00 horas encabezada por el crush de la nación, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

mayo 19, 2020

2 comentarios en “¿Regreso a la normalidad?

Deja un comentario