(FOTOS) Antros y bares operan sin medidas sanitarias de reapertura en CDMX

A un mes de ser reabiertos, antros y bares de la Ciudad de México operan sin medidas sanitarias, hasta el cien por ciento de su capacidad y con servicio hasta las 3 de la madrugada.

Esto es un incumpliento a lo dispuesto por el Gobierno de la Ciudad en la Gaceta Oficial del 3 de septiembre, donde se anuncia que debido a que la ciudad pasaría a semáforo amarillo, se permitiría la reapertura de antros, bares y similares bajo las medidas sanitarias que implican principalmente un aforo máximo del 50 por ciento y operación hasta la media noche.


Tal es el caso de Soberbia, antro-bar gay con una capacidad de aproximadamente 300 personas, ubicado en el número 2 de la calle República de Cuba en el Centro Histórico, que inicia sus actividades a las 17 horas recibiendo a los asistentes con gel antibacterial y toma de temperatura a la entrada como lo indica el primer inciso del apartado cuarto de la Gaceta.

Los lineamientos de reapertura este local indican que debería permitir el ingreso de máximo 150 personas, la realidad es que opera al cien por ciento de su capacidad incumpliendo los siguientes seis incisos que precisan mantener la ventilación del lugar, la desinfección de espacios comunes y la habilitación de sentidos de circulación.

A pesar que dentro del establecimiento se encuentran pantallas que recuerdan las medidas de uso de cubrebocas o caretas y sana distancia, éstas son ignoradas, ya que conforme avanza la noche, debido al sobrecupo y la euforia, los asistentes terminan bailando juntos, comparten bebidas e incluso se besan con quien tienen al lado.

Desde las 21 horas, momento en que el lugar ya está lleno, en la acera contraria al antro-bar se instala una fila de al menos cien personas que esperan su turno para ser revisados y entrar poco a poco al recinto que brinda servicio hasta las 3 de la madrugada.

Así como este, existen antros-bares como Rico Bar y Baby, ubicados en Zona Rosa, quienes operan de la misma manera sin tener supervisión o alguna sanción por parte de las autoridades gubernamentales.

Helking Aguilar Cárdenas, presidente de la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (Ambadic), el pasado septiembre se pronunció en contra de estas medidas tomadas por el Gobierno, ya que significan una pérdida económica debido a que los usuarios comienzan a llegar cercana a la medianoche y el tiempo de permanencia es mínimo para el consumo dentro de estos espacios, por lo que exhortó a las autoridades a ampliar el horario permitido.

El 15 de octubre se anunció que la ciudad pasaría a semáforo verde, por lo que a partir del 18 de octubre estos centros de convivencia funcionarán con la misma restricción de aforo al 50 por ciento, pero con ampliación del horario hasta la 1 de la madrugada, medidas que desde antes están siendo violadas.

 

 

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario