GARCÍA LUNA; HÉROE O DELINCUENTE

Por: Enrique Terán

Enrique Terán
Enrique Terán. Analista Político.

COLUMNA/ MENTIRAS VERDADERAS

Sin duda en la sociedad; hay personajes siniestros y como dijo un falangista español: “Hay derechos humanos, pero también hay de humanos a humanos”.

La personalidad de García Luna, es la de un psicópata en potencia; algunos dicen que esa personalidad es necesaria para los cargos donde se usa la fuerza y cuestiones de seguridad; difiero de ello.

Pero siempre se ha justificado ese tipo de perfil en las policías y cuarteles militares. Un ejemplo de ello es Billy el Niño “Antonio González Pacheco” un policía de la época franquista, torturador nato, orgulloso de serlo; un malnacido. Como lo describió Pablo Iglesias en el parlamento Español; cuando
exigieron que se le quitaran las condecoraciones: La justicia no llego a tiempo y ayer el virus que ataña a mundo; decidió llevárselo.

José Paredes Márquez; fue el militar que torturo y mato a Víctor Jara en Chile en 1973; un sanguinario que le destrozó las manos antes de matarlo.

Estos dos personajes siniestros tienen una cosa en común con Genaro García Luna: Condecoraciones del gobierno de EUA, tuvieron facilidades para tener visa y este último; hasta ciudadanía: García Luna tiene todo su perfil y comparten muchas coincidencias con estas finas personas: Policías, atrabiliarios; justificaron sus acciones con el pretexto de salvaguardar la patria; entrenados en EUA y
enjuiciados.

Todos ellos al final, argumentaron que ellos solo seguían órdenes y la justicia fue benevolente con ellos: García Luna compartirá el mismo destino y suerte; dudo mucho que se quede encarcelado, como merece.

Porque al juzgar a estas piltrafas humanas, tendrían que exhibir a personalidades más emblemáticas; los que no pueden esconderse en el manto del mantra: “Yo solo seguía órdenes”.

La revista Proceso realizó una entrevista hace unos días con la ex embajadora de EU en México, Roberta S. Jacobson; que puso en la mira a Felipe Calderón; sobre los nexos con el narco del que fue el secretario de seguridad desde el primer día de ese sexenio sangriento; hasta el último segundo de ese mal gobierno.

Calderón fue sordo ante el clamor popular de su renuncia y fue omiso. Tal es el cinismo de Calderón, con la absoluta displicencia que lo caracteriza; afirma que él no sabía nada y pide presunción de inocencia; los defensores a sueldo y otros convencidos por sus filias naturales; afirman que García Luna es inocente.

La estrella de la ficción y del morbo asqueroso que escribe Anabel Hernández en sus libros; hace que genere sentido tanto para los defensores del ex secretario y para los que estamos convencidos de sus negociaciones con los cárteles del narco; de su inocencia y su culpabilidad.

Un país que vive y le fascina la rumorología; es un caldo de cultivo para que la señora Anabel, se llene de dinero con sus licencias literarias y mentiras verdaderas.

Los periodistas Carlos Marín y Ciro Gómez Leyva; inteligentes, pero defensores a sueldo de los anteriores gobiernos; protegen al delincuente que solo seguía órdenes y trato de preservar el orden; señalando las inconsistencias de ficción que escribe la escritora mentirosa; aunque ella diga en
boca propia: Que la verdad es la verdad; aunque la cuente una mentirosa; fascinante contradicción ¿verdad?

Lamento decirles en esta tregua periodística que nos dimos hoy; y no hablar de la pandemia. Que García Luna;  se quedará en la cárcel por el resto de sus días y que, sí es culpable, por acción y por omisión.

Quedará protegido por estas redes de complicidades que se han tejido por años; aunque su cabeza este en la picota del juicio popular, porque en este país, la cultura del poder; es proteger a los amigos y los que deberían desnudar al corrupto; lo hacen mal.

¿Cómo funciona un país; donde nadie hace las cosas bien? El resultado es Gatell haciendo una novela de esta pandemia; Calderón confiado en que la impunidad lo arropara y una economía que pende de un hilo, mientras el pueblo está desesperado.

Atte Enrique Terán

mayo 8, 2020

Un comentario en “GARCÍA LUNA; HÉROE O DELINCUENTE

Deja un comentario