La CDMX no está lista para protestas feministas

Por: Orlando Ramírez Chávez

  • Feministas consideraron que los medios de comunicación presentan información sesgada sobre las manifestaciones feministas.

 

La Ciudad de México tiene un vacío de constitucionalidad y mediático para atender las manifestaciones feministas.

Así lo informaron activistas y especialistas durante la Mesa de Reflexión sobre Espacios y Estéticas de las Protestas Feministas. 

La mesa fue organizada por el Espacio Cultural “El Rule”, con apoyo de la Secretaría de Cultura, durante su participación la activista Karen Navarrete, integrante del colectivo “Las Aparecidas” y especialista en medios de comunicación, comentó que la mayoría de la gente no conoce el total de manifestaciones feministas y se deja guiar por lo que ven en televisión.

Esta información a medias conlleva a crear una concepción diferente que ocupa más espacios que solo el Ángel de la Independencia.

“Históricamente hemos sido concebidas como seres de casa, como seres que también se dejan llevar por sus impulsos y emociones y los hombres son quienes han ocupado la mayoría de los espacios públicos por eso la importancia de manifestarse así”, dijo.

Navarrete resaltó que los medios de comunicación, en su mayoría, recuperan y dan más importancia a las pintas y destrozos pero no  hablan sobre el acoso, las violaciones y asesinatos que sufren las mujeres.

Con Navarrete coincidió la especialista en Derechos Humanos, Karen Leyva , y agregó que una persona al decidir hacer visible su causa en el espacio público está en su derecho conforme a la Constitución Política de la Ciudad de México.

En la constitución de la CDMX se garantiza el derecho a un ambiente humano y al espacio público que “en este sentido todas las manifestaciones de la sociedad retoman su espacio y en esta dimensión es el derecho de ser parte de la ciudad y a la vez saber que la autoridad tiene la obligación de garantizarlo en todos los espacios disponibles”, dijo.

“En el artículo 19 se habla de una ciudad segura que tiene que ver con la prevención de la violencia pero dentro de esa relación de ciudadano y autoridad, la autoridad tiene que garantizarlo y como lo hemos notado se crea un vacío de constitucionalidad porque están violando y matando mujeres”, complementó.

Por su parte, la restauradora y miembro de la colectiva Restauradoras con Glitter, Janeen Contrera, explicó que los bienes culturales y artísticos ayudan a explicar nuestro presente y lo que ha sucedido  últimamente con las manifestaciones feministas nos ayuda a comprender la falta de atención del gobierno a la violencia de género.

“Los bienes culturales se mantienen a través de un mecanismos similar a la supervivencia del más fuerte, en este caso a través de la mayor cantidad de gente que le dé significado a esos bienes”, comentó.

Comentó que muchas mujeres tienden a tener la idea de se buenas y cándidas para ser reconocidas y con ello las formas de maniestacion tienen que ser pasivas.

Sin embargo, dijo que aunque se haga de forma pasiva, “parece ser que el problema son las mujeres reaccionando con irá siendo esto no típico de lo que la gente cree que debe tener la mujer”.

También, expresó no estar de acuerdo sobre cómo el Gobierno de la Ciudad de México reaccionó tras los grafitis al Hemiciclo a Juárez.

“Fue la misma autoridad la que causó grabes daños por usar solventes orgánicos en grandes cantidades porque solo causó que los pigmentos se adentran más, esas sí no son formas”, remató.

Respecto al daño a monumentos históricos y artísticos, la Doctora en Diseño, Ruth García, agregó que la ley los protege con sentencias de cárcel de hasta tres años pero “el Gobierno no está en la posición de aplicar esta sentencia porque no está cumpliendo con su compromiso de dar seguridad”.

De igual manera coincidió en que a nivel social el espacio público es un lugar de encuentro y de conflicto porque la sociedad es heterogénea  y nadie tiene un mayor derecho que el otro y también en dónde el poder se hace visible y el simbolismo colectivo se materializa.

diciembre 3, 2019

Deja un comentario