La corona tuitera

Por: Rosalía Vergara

Rosalía Vergara
Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebook: /rosalia.vergara
Instagram: rosalia_vergara

 

Columna #NoPolitices

 

Todavía no tengo claro si es generacional o aspiracional, pero cada vez me disgustan más las personas que quieren llamar la atención como sea, y por algún comentario siempre estúpido se vuelven tendencia en redes sociales.

También me causan conflicto son las personas que las convierten en tendencia en Twitter al criticarlos con la arrogancia que da una cuenta en redes sociales y sus defensores quienes comparten las tonterías en Facebook, responden en Twitter o le dan like a todas sus fotos o videos en Instagram.


De todos, a quienes más me cuesta trabajo entender es a los influencers, youtubers, chingaqueditubers o seres que nunca usaron su nombre de pila, sino que lo arrobaron.

No sé qué papel juegan en la cadena alimenticia ni para qué se vuelven tendencia en redes, tampoco sé en qué momento la superación personal se convirtió en coaching de vida, de relaciones amorosas, empresariales, de pensamientos positivos, pero online.

Un ejemplo de cuando algo tonto se vuelve tendencia fue el cuadro con la imagen de un automóvil Volkswagen negro en medio de un encuentro nazi con banderas y esvásticas colocada en una sucursal de esta empresa automotriz ubicada en la alcaldía Coyoacán.

La polémica inició el sábado 5 de septiembre, cuando la usuaria @FerEstrellas escribió en Twitter: “Estimado @Volkswagen_MX causa tristeza y profunda preocupación, que su memoria histórica sea una apología al racismo. Las fotos fueron tomadas hoy en su sucursal Coyoacán. Les haría bien una plática en el @MuseoMyT…”

Las insólitas reacciones que provocó me hicieron perder la fe en el #hashtag. Mientras algunos usuarios defendieron al Tercer Reich, otros lo minimizaron porque no fue en México, no en Alemania e Israel y los menos que menos pidieron no olvidar el holocausto. Y de ahí para el @.

Unos se dijeron incomodados e indignados porque hay personas que se enorgullecen con algunas ideologías que estuvieron contra el ser humano. Otros comenzaron a señalar “al puñado de neonazis mexicanos”. Unos más pidieron a la gente investigar antes de tuitear y pues consideraron que ni modo era parte de la historia y hay que mostrarla y repitieron una y otra y otra vez una frase tan común que ya da flojera: “Quien olvida, está condenado a repetirlo”.

Otros acusaron a la llamada “generación de cristal”, hijos de la “Generación X”, sucesores de la Generación “Y”, quienes dicen los que saben tienen la ‘piel delgada’ y no soportan que sea la historia, le duela a quien le duela y hasta hubo quién se ofreció a comprar el cuadro.

O hubo un @jojunuba posteó así: “duele decir esto pero Volkswagen nació gracias a Adolf Hitler con el escarabajo, que fue el Auto del pueblo. En mi pensar no tiene nada de malo y @Volkswagen_MX es negar tu cuna, todo quien conoce de historia sabe de esto, y seguro @FerEstrellas usa Hugo Boss” o @64e94515db034ae mencionó: “Estas generaciones de cristal”. @LuisSil01070357 agregó: “Vamos… vamos dejemos de ser tan piel delgada en esta actualidad y seamos más tolerantes sin dejar de tener presente la historia.

Eso sirve para ser mejores, liberémonos del protagonismo y enseñemos a los venideros. Una fotografía histórica no hace apologías de ningún tipo” o @MANTHATYOURFEAR quien criticó a la tuitera denunciante: “Una mamadora más que no tiene que hacer e inculta, si tanto te ofende esto no uses la tecnología de la comunicación que gracias al 3er Reich el hombre llegó al espacio y por ende tenemos satélites, ni vueles con Lufthansa o uses una autopista entres (sic) otras cosas creadas por ellos”.

Si leerlos me pareció una locura, a la cual accedí porque era necesario para realizar una nota sobre el caso que fue tendencia en redes sociales, el caso de la tal #LadyMiMuchacha me agobió.

Resulta que el 7 de septiembre, Marcela Luqué Rangel, senadora suplente de Movimiento Ciudadano (MC en Nuevo León, publicó en su cuenta de Twitter @marcelaluqu una denuncia contra los servicios de salud de Monterrey que se le reviró porque mostró su lado clasista y sarcástico hacia la trabajadora doméstica que labora en su hogar, pues se refirió a ella como “mi muchacha” o “mi esclava”, lo cual provocó la indignación de los usuarios de redes sociales.


Su denuncia era que el marido de la trabajadora había fallecido y que le había prestado dinero para poderlo sacar del hospital.

Así lo redactó: “A mi muchacha se le murió su marido hoy! No supimos si fue x COVID u otra cosa! Si no le presto dinero, no la dejan sacar el cuerpo. Qué hace la gente q no tiene como sacar a sus seres queridos de hospitales públicos? No se van sin antes liquidar la cuenta de qué? Q qué pagan?”

Pero eso no fue todo, la suplente de senadora se dedicó a responder cada tuit donde la criticaban por sus despectivos comentarios, aunque dijo que adoraba a la empleada doméstica que labora en su casa, tildó de pendejo a un usuario, y siguió insistiendo, con ahora su ya conocido lenguaje discriminatorio, despectivo y que ella confunde con “sarcástico”, sobre por qué cobraban en un hospital si la seguridad social es gratuita a la empleada que, según siguiendo a sus sarcasmos, llamó su “esclava”.


Sin embargo, eso no la frenó y siguió exhibiendo sus prejuicios, al grado de soltar: “Yo no me voy a disculpar x decir ‘mi muchacha’… Así hablamos en NL… Y tmb digo mi chofer y mi tío, aunque no sea, son modismos de siempre y nada tienen que ver con ser despectivos!! Despectivo q se cobre a las personas x servicios de salud que deberían ser gratuitos! Eso sí es!”

Hasta criticó a los medios informativos que publicaron sus comentarios que fueron tendencia en redes sociales, como @MVMNoticias que difundió sus tuits con el siguiente comentario: “’Mis esclavos comen arroz y frijoles’ dice Senadora suplente de @MovCiudadanoMX .@marcelaluqu fue nombrada #LadyMiMuchacha por referirse a su trabajadora despectivamente cuando denunció el trato que había recibido en el #IMSS justificando que era normal llamarles así”.

Ella contestó: “Porfavorrrrr, si no puedes reconocer el sarcasmo te mando una app para que te ayudes… Antes de eso, checa los ataques… NO INVENTES!!!”

Luego tuiteó: “Mi abogado le va hablar al tuyo… No perdón, ‘el señor que se graduó de derecho’… Mi doctor me dijo qué… No perdón, el señor que estudió medicina y pasó todo… Tu contador me dijo… No perdón… Y así ya… BULLSHIT. NO SEAN RIDÍCULOS! YA VAMOS A HABLAR COMO GATOS GODINEZ? NO”.

Con solo estos dos ejemplos, sumados a mi anterior columna: “De Ladys a Ladys”, solo me resta preguntar qué es lo que tiene la realeza tuitera que algunas personas, sin talento ni nada que aportar, acceden tan fácilmente como “Ladys” o “Lords” y sumar otra pregunta: ¿Quiénes están peor ellos o quienes los vuelven tendencia?

Y ahora hasta son atractivos periodísticamente hablando y quienes nos dedicamos a este bonito oficio tenemos que hacer notas sobre la estupidez que los llevó al trono, junto con quienes les regalan la corona tuitera. #NoEsDeDior

Contadores SDV

 

 

septiembre 8, 2020

Deja un comentario