LA LIBERTAD HA MUERTO

Por: Enrique Terán

Enrique Terán
Enrique Terán. Analista Político.

COLUMNA/ MENTIRAS VERDADERAS

No hay buenas noticias, el virus que aqueja al mundo y la estupidez humana; han hecho un cóctel explosivo.

Las libertades que muchos seres humanos han conquistado a lo largo de siglos; no las van arrebatar unos burócratas obtusos, que obedecen a sus amos e intereses.

Es el regreso de los autoritarismos que creíamos haber dejado atrás. Los ancianos en Argentina, no podrán salir a la calle; en EUA no podrás salir a trabajar si no es con la venia del gobierno.

Ni la izquierda ni la derecha; han querido guardar un poco de prudencia. Están construyendo un asidero peligroso; para el neo fascismo: Bolsonaro y Trump los gobernantes más abyectos de este planeta; no creen en el virus, lo han demostrado en muchas ocasiones: En esta semana el presidente de Brasil convocó una manifestación de apoyo, donde miles de congregaron para respaldar al mandatario que recurre a su patria; el último refugio de los canallas.

Trump se negó a usar una mascarilla en un recorrido; pareciera que hubiera un déjá vu “El mundo llena los balcones y exclama el difunto de Hitler: “Esta es mi lucha”.

Los dos nacionalistas, imploran que la economía debe reactivarse: Sus pueblos los aclaman, porque muchos de ellos, han caído en desgracia; sus sueños, sus calles; están vacías porque el mundo ha conjurado en su necedad e imponer medidas arbitrarias y no respetar la libertad de cada ciudadano.

No puedes viajar, no se puede convivir, no se puede amar, no se puede usar barba; su “Nueva normalidad”; pretender imponer medidas absurdas y estúpidas; con el criterio y arbitrariedad de un burócrata resentido: en los aeropuertos, en los edificios públicos.

Lo único que nos espera: es que una nueva generación que desconoce su historia; le de la bienvenida a los regímenes autoritarios; con los brazos abiertos. La ciudadanía abandonará la democracia y se entregará a dictadores de mano dura: A cambio de un poquito de prosperidad y mucho orden; echaremos de menos, ser liberales, de izquierdas, comunistas, socialistas, feministas, post modernos y todo pensamiento que vaya en contra de los intereses de los nacionalistas trasnochados.

La democracia en efecto; trae en sus genes complicaciones; la pluralidad, hace cansado el debate público.

Pero nos daba la libertad de hacer  y decir lo que nos viniera en gana; en el ambiente y el hecho de democratizar los medios; el resultado contraproducente era tener basura e indeseables; en el sistema

político.

Y complicaba el ejercicio del poder, tener una pluralidad excesiva y complicaba las tomas de decisiones para los gobernantes. Pero sin duda, era hermoso vivir en libertad, tener una vida superflua o cultural; era una decisión personal: Salir a correr o meterte drogas duras; era nuestro derecho a elegir: Se extraña la libertad y la democracia; tendrá que correr sangre y ver mucho sufrimiento, para poder conquistar todo aquello con lo que mi generación creció y no valoró, con suficiente ahínco.

Atte Enrique Terán.

mayo 22, 2020

Deja un comentario