La UACM, la universidad de los escándalos

Por: Alfredo Páez Galindo

Desde hace unos años, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) conocida en un inicio como la universidad del ahora Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha visto envuelta constantemente en diferentes escándalos que le han impedido, tanto el reconocimiento académico, como el funcionamiento institucional, de una universidad que recibe presupuesto público local y federal. Sin la suficiente estabilidad política, la UACM ha tenido un escaso crecimiento y un gran desprestigio.

Por una parte, la huelga de ocho meses de 2012 que le costó la destitución de la entonces rectora María Esther Orozco Orozco por no respetar los procesos electorales para la conformación del máximo órgano de gobierno, el Consejo Universitario.

Por otro lado, el fraude electoral perpetrado por seguidores del ex rector Hugo Aboites Aguilar en mayo de 2018 para imponer al profesor Galdino Morán López como rector que desembocó en la destitución de este último como rector.

Y, en fecha reciente, el escándalo de usurpación de profesión y plagio académico por parte de la coordinadora de uno de los planteles, Denise Martínez Ascención, vinculada con la administración de Galdino Morán López y Hugo Aboites Aguilar.

Pese a las pruebas con las que cuenta la Oficina del Abogado General de la UACM sobre daño patrimonial perpetrado por Galdino Morán y el ex coordinador del plantel Centro Histórico –Ricardo Domínguez Pérez– y del manejo turbio de más de 300 millones de pesos desde la Coordinación de Obras y Conservación durante el rectorado de Hugo Aboites Aguilar; Galdino Morán y Domínguez Pérez permanecen en funciones académicas con goce de sueldo y prestaciones. 

Fuentes de esta casa editorial informaron que ambos estuvieron muy de cerca en el proceso electoral para elegir al coordinador del Plantel Centro Histórico.

Galdino Morán, junto con el excoordinador, Ricardo Domínguez, han impuesto a la coordinadora Denise Martínez, quien se ostentó como doctora en Psicología y no cuenta con acta de examen profesional o título de grado.

“La tesis de licenciatura de esta “doctora” está plagiada en un 60% de documentos de internet y otros. De igual modo, la tesis de maestría, con la que obtuvo el grado por un instituto privado, presuntamente, también es producto de plagio”, dijo una de las fuentes que prefirió omitir su nombre.

De acuerdo con profesores y trabajadores de la universidad, la UACM  requiere de acciones, voluntad política y decisiones prontas, a través de sus órganos de gobierno y de su grupo “responsable” o “interino” de la administración central para arreglar todas y cada una de las irregularidades  si quiere mantener algo del prestigio que le queda como la universidad pública con un modelo académico original e incluyente.

De lo contrario, ya está padeciendo una falta de credibilidad interna y externa que seguramente repercutirá en la asignación de recursos.

diciembre 3, 2019

Un comentario en “La UACM, la universidad de los escándalos

Deja un comentario