Laura Beristain va contra ley de agua a modo; apoya iniciativa de AMLO

La alcaldesa Laura Beristain del municipio de Solidaridad en Quintana Roo, aseguró que está en contra de la privatización del agua y no respaldará una ley que le quite el líquido a las familias del municipio.

Beristain se ha pronunciando desde hace años contra las conceciones al igual que el Presidente Andrés Manuel López Obrador. 


En la  propuesta por el Ejecutivo Federal se tenía previsto acabar con las privatizaciones de agua, pues había casos como las cerveceras que explotan el líquido para exportar cerveza, mientras que los agricultores del norte del país no cuentan con líquido para sus cosechas.


La alcaldesa del municipio de Solidaridad aseguró que apoya rotundamente la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues también está en contra de la privatización del agua.


El 22 de octubre pasado, en conferencia de prensa matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y la directora de la Comisión Nacional del Agua, informaron que se encuentran en pláticas con autoridades municipales y estatales de Quintana Roo para revertir la concesión de Aguakan.


El mandatario aseguró que en seis estados de la República se ha privatizado el agua y se trabaja para retirar las concesiones, sin embargo, esto representa indemnizar a las empresas que tienen la concesión.


En noviembre del 2014, la concesión de agua potable, alcantarillado, saneamiento y tratamiento de aguas residuales fue entregado por los diputados de la XIV Legislatura de Quintana Roo a la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún, dueña de Aguakan.


En la Sesión Plenaria del Congreso del estado se renovó la concesión a los municipios de Benito Juárez e Isla Mujeres, pero también se incorporó el municipio de Solidaridad, dicha privatización del agua durará hasta el 31 de diciembre del año 2053.


La alcaldesa Laura Beristain aseguró que se violó el artículo 79 del Bando de Policía y Buen Gobierno, en el que se prohíbe concesionar a particulares los servicios de suministro de agua potable, drenaje y alcantarillado a nivel municipal.


Además, el contrato no fue licitado, pues se asignó de forma directa a la empresa Aguakan, lo que constituye una ilegalidad de acuerdo en el artículo 122 de la Ley de Agua Potable de Quintana Roo, la cual obliga a licitar una concesión.


Además de estas irregularidades, Beristain denunció que Aguakan pagó una contraprestación de Mil 50 millones de pesos que fueron entregados  a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado que pasaron a manos de la Secretaría de Finanzas del estado y hoy están desaparecidos.


Este es uno de los motivos por el que hay líneas de investigación contra de funcionarios que trabajaron en la administración del ex gobernador  Roberto Borge.

 

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario