Les hace falta ver más bax; RSP gana debate para candidatos plurinominales

En el box se gana por puntos, o en el más glamuroso de los escenarios es un nocaut lo que lleva al boxeador a la gloriosa victoria, y aunque en este debate no hubo sangre debido a la ausencia del que pudo ser el saco de boxeo de los participantes, si hubo un ganador, el candidato de Redes Sociales Progresistas (RSP) alcanzó la puntuación máxima en todas las tarjetas de los 4 rounds.

Durante sus presentaciones los candidatos se mostraban calmados, algunos se miraban confiados, otros viendo el encuentro desde una pantalla, y otros de plano le tuvieron miedo al encuentro y a los golpes certeros que sin duda dejarían a cualquiera en la lona.

En la esquina azul se encontraba Federico Döring Casar del Partido de Acción Nacional (PAN), la esquina tri color la ocupaba Israel Chaparro en representación del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la esquina amarilla estaba el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), plantado en la esquina naranja se encontraba Royfid Torres en representación de Movimiento Ciudadano (MC), en la morada Fernando José Aboitiz Saro del Partido Encuentro Social, mientras que Armando Rios Piter de Fuerza por México (FXM) ocupaba la esquina rosa, en la rojiblanca observamos a Pedro Pablo de Antuñano de Redes Sociales Progresistas (RSP), por último, en las esquina rosa con blanco, Mariana Morán Salazar del partido Equidad Libertad y Género (ELIGE).

Comenzó el primer round de este encuentro pactado a 4 asaltos, los candidatos comenzaron muy sueltos, se presentaron e incluso algunos tiraron un par de jabs para calentar contra Morena, por su mal Gobierno en la Ciudad y la ausencia del candidato Héctor Díaz Polanco. Fue un comienzo ligero en donde los candidatos se midieron marcando distancia al contra tiempo del reloj.


Antuñano fue el único que desde el primer episodio comenzó a soltar rectos y uppercuts a manera de propuestas, no tiraba a matar, pero si buscando hacer trastabillar a sus rivales quienes mostraron muy poco de propuestas, se notaba el sparring y preparación de Antuñano.

Para el segundo asalto los candidatos comenzaron ya a conectar ganchos, aunque mínimos, sobre sus oponentes, en algunos casos el golpe entraba limpió, en otros ignoraban haber recibido daño, pero a pesar de los izquierdazos y derechazos no había sangre, ni propuestas.

Un segundo round muy marcado por el “yo dije”, “yo no dije”, “el hizo”, “el no hizo”, RSP seguía su postura de sanar al país sin violencia, sin ataques, sin polaridad, enfocado nada más en golpear únicamente con sus propuestas a las personas que hacen de los recursos públicos sus negocios. Otro round más para el Tigre Antuñano.

El tercer episodio tenía una estipulación especial. Paula, integrante del observatorio electoral de la niñez y de las juventudes planteó una pregunta sobre las iniciativas de cada candidato para llevar las riendas de un gobierno honesto que impacte positivamente en los derechos y necesidades de la sociedad.


Dicho cuestionamiento los puso entre las cuerdas de este cuadrilátero, algunos trastabillaron, otros se contradecían por los pasados corruptos de los colores que defienden, fue Antuñano quien quebrando la cadera salió de las cuerdas y respondió con 3 propuestas interesantes en las que planteó sus ejes primordiales en materia de reactivación económica, garantías de seguridad sanitaria y seguridad pública; y de cómo estos no pueden funcionar desde la corrupción, por lo que reafirmo que él y cualquier candidato de RSP trabajaran honestamente de la mano de las niñas, niños, jóvenes y ciudadanos en general de la Ciudad, con un volado contundente se llevó también el tercer round.

Ya con el reloj en contra los candidatos sacaron todo su arsenal incluso contra Morena, ataques certeros a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y a su candidato Díaz Polanco, quién brilló por su ausencia, y que seguramente hubiera acabado con el cuerpo en la lona y con la cara a la luna.

Ya en el episodio final los candidatos hicieron un llamado a la población para convencerlos de votar por ellos, fue ahí donde todos decidieron limpiarse las pocas heridas de batalla y se echaron flores para persuadir a los ciudadanos, sin embargo, Antuñano continuó soltando propuestas hasta el último segundo del debate, mientras los demás se enfrascaban en posturas políticas.

Antuñano soltó todo su arsenal de combinaciones a modo de propuestas: recuperar espacios públicos, disolver al INVEA, salud preventiva, Plan Minerva, Plan Ángel, escuela para padres, reducción del 50% de los recursos a diputados, turismo religioso, Salón de usos múltiples en Iztapalapa, desarrollo ecoturístico en Tláhuac, y el rescate de Garibaldi y Zona Rosa.

Con todo eso le bastó para sumar 10 de 10 en las tarjetas de cada round, y aunque no hubo nocaut, la polarización entre partidos le bastó al tigre para llevarse la victoria en el encordado preparado por el IECM, demostrando que, si algo ve, es box.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario