Lobo busca acabar con ‘lagunas’ legales en los estacionamientos

Ante la “laguna jurídica” sobre el funcionamiento de los estacionamientos públicos de la Ciudad de México, pues la última reforma ocurrió hace 31 años, el diputado local del PRD, Víctor Hugo Lobo Román, presentó una iniciativa para supervisar la operación y meter al orden estos negocios.

Para ello, el también coordinador perredista en el Congreso local propuso reformar la fracción VIII del artículo 32 de la Ley Orgánica de Alcaldías, así como los artículos 10, 48, 49 y 50 de la Ley de Establecimientos Mercantiles en materia de estacionamientos públicos.

Ante la Comisión Permanente del Congreso capitalino, el líder del sol azteca reconoció que los estacionamientos públicos en la Ciudad sólo son regulados por generalidades contempladas en la Ley de Establecimientos Mercantiles o de la Ley de Movilidad, “pero éstas solo regulan cuestiones accesorias”, dijo.

Destacó que tal situación ha sido aprovechada por estos negocios, para imponer su propio mecanismo de operación, reglas, tarifas y cláusulas que, incluso, resultan ser ilegales, al ir en contra de lo que establecen normas como las leyes de Establecimientos Mercantiles, Alcaldías y Movilidad e, incluso, del Código Penal.

Además, presentan irregularidades en los contratos de adhesión y falta de información al público sobre los costos de sus servicios, así como tampoco existen informes sobre las acciones implementados por la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) o por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea), para combatir estas irregularidades.

De igual forma, destacó Lobo Román, no existe un sistema confiable que permita saber las particularidades de estos establecimientos, como numero de estacionamientos por Alcaldía, rango de tarifas, contratos de prestación de servicios o número de cajones, entre muchas otras irregularidades.

Por ello, insistió, surge la necesidad de crear un sistema de registro, que almacene toda la información referente a los estacionamientos existentes en la Ciudad de México y como operan.

Ante este panorama, Lobo Román busca con su iniciativa que las Alcaldías cuentan con un sistema de registro de estacionamientos públicos existentes dentro de su demarcación territorial, el cual contendrá datos de los responsables del establecimiento.

Así como contratos de prestación de servicios, póliza del seguro, capacidad del estacionamiento, además de que su ubicación y funcionamiento serán regidos por el Reglamento que para tal efecto emita el Gobierno de la Ciudad de México.

Las tarifas serán establecidas de manera sectorizada, considerando el tipo de vialidad en el que están, afluencia, número de estacionamientos en la zona y capacidad de los mismos, además de que las tarifas deberán ser autorizadas de manera anual y publicarse en la Gaceta Oficial capitalina antes de comenzar el ejercicio respectivo.

Asimismo, los estacionamientos, lo mismo que los acomodadores de vehículos, serán responsables del daño y robo parciales o tales del vehículo bajo su resguardo, lo mismo que de cualquier daño de la unidad, cubrir el pago total del deducible cuando sea trate de robo total o parcial o cuando el daño sea atribuible al titular u operador, el cual bajo ninguna circunstancia, correrá a cargo de persona distinta a la del responsable del establecimiento mercantil.

También, deberán sujetarse a la tarifa autorizada, la que deberá tenerse en lugar visible para los usuarios, y bajo ninguna circunstancia podrán exhibir o manifestar por cualquier medio a los usuarios disposiciones o clausulas contrarias a lo establecido en el ordenamiento.