¿De dónde viene la costumbre de responder “mande” o “mande usted”?

Por: Giovana Chávez

Sin duda la expresión “mande” se ha convertido en una palabra común en el vocabulario de los mexicanos, especialmente  a los nacidos en el siglo 20.

La palabra “mande”, deriva del verbo mandar, es decir que alguien con autoridad exprese la voluntad de que se haga algo.


Decir “mande” es la versión gentil de la palabra   golpeada y seca “qué”, por eso desde pequeños los padres enseñan a sus hijos a que cuando se les ordena algo o no se escucha con claridad lo que dice su  interlocutor se debe contestar como señal de cortesía con un  “mande” en vez de “qué”,  por eso tal vez venga a nuestra mente la famosa frase de los padres “No se dice qué, se dice mande”.

 

¿De dónde surge la expresión?

 

Aunque su uso ya es normal, el término “mande” proviene de la época del colonialismo español (1521-1821). Se cree que era la manera en que castas inferiores (indígenas y mestizos) eran obligados a mostrar sumisión a las castas superiores (blancos y criollos) que gobernaban durante el Virreinato.

Por lo tanto la palabra se transmitió de generación en generación y pasó de ser una actitud servil a una expresión de cortesía que sustituye la respuesta golpeada “qué”.


A pesar de que su origen más popular se remonta a la época colonialista, también hay investigaciones que  lo atribuyen a un arcaísmo (vocablo en desuso) que deriva del catalán y después fue adoptado al  español.

Por ejemplo, en algunas regiones de Cataluña se siguen usando variantes como “mani’m” (¿mándeme?) o “maná” (¿mande?) y no representa sumisión, de hecho se expresan en personas con un mismo puesto y generalmente  entre personas mayores.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), no menciona que el verbo “mandar” signifique una respuesta gentil cuando alguien ordena algo, sin embargo la Academia Mexicana de la Lengua (AML) si reconoce la palabra “mande” como una expresión usada para responder al llamamiento de alguien.


“Se engloba en el conjunto de partículas discursivas que se llaman deverbales porque derivan de verbos como por ejemplo el ‘viste’ de los argentinos o el ‘vale’ de los españoles”, no creo que los mexicanos lo digan por sumisión, lo dicen por respeto que son casos muy distintos”, señaló Concepción Company, miembro de la AML.

Por su parte, en su libro “Minucias del lenguaje”, el lengüista y filólogo mexicano José Moreno de Aba, afirma que esta expresión debe considerarse “como una manifestación del carácter señaladamente cortés del español mexicano”.


Cabe señalar que México es uno de los pocos países que utiliza la expresión “mande”, lo que ha ocasionado que extranjeros se sorprendan cuando la escuchan,  pues aunque aquí signifique cortesía, para otros países es visto como sumisión.

A pesar de estar en el siglo 21,todavía se sigue educando a las nuevas generaciones a contestar mande, sin embargo ya es menos común.

Cada quien es libre de contestar como quiera, siempre y cuando lo haga con educación, para eso existen otras expresiones que pueden utilizarse como alternativa de gentileza como:

 

“Dime”

¿Si?

¿Cómo?

¿Qué necesitas?

¿Cómo dices?

¿No te escuché?

 

 

 

 

junio 17, 2020

Un comentario en “ ¿De dónde viene la costumbre de responder “mande” o “mande usted”?

Deja un comentario