Resignado y sin opciones, Messi se queda en el Barcelona hasta 2021

Por: Pep Molina

Lionel Messi le puso fin a sus intenciones de salir del Barcelona y anunció de manera oficial que se queda una temporada más. Resignado y visiblemente afectado, concedió una entrevista a goal.com, en la que explicó que Bartomeu no cumplió con su palabra de dejarlo ir al final de la temporada.

La únicas dos opciones de salida que le planteó la junta directiva al argentino era pagar la cláusula de 700 millones o llevarlo a una disputa legal, por lo que Lío determinó que no quería tener un juicio en contra del club de su vida.

“El presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça, nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida”, comentó.

Pese a que el rosarino ha cedido ante la presión de la directiva, no se ha guardado nada y sin ningún filtro dejado claro que el presidente del club le le ha traicionado en un acuerdo de palabra que tenían.

“Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”. Afirmó.

Asimismo, el astro argentino explicó que el burofax que envió al club solicitando su salida fue una forma de hacer oficial su intención de marcharse, pues la directiva blaugrana no hizo caso a ninguno de los mensajes y el presidente se negó a hablar directamente del tema con él.

“El burofax fue para hacerlo oficial de alguna manera. Durante todo el año llevaba diciéndole al presidente que me quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevas ilusiones y nuevos rumbos en mi carrera. Él me dijo todo el tiempo: ‘Ya hablaremos, que no, que esto y lo otro’, pero nada. Por decirlo de alguna manera, el presidente no me daba ‘bola’ a lo que le estaba diciendo. Mandar el burofax era hacer oficial que me quería ir y que quedaba libre y el año opcional no lo iba a usar y me quería ir. No era para montar un lío, ni para ir en contra del club, sino la manera de  hacerlo oficial porque mi decisión estaba tomada.”

Messi se tendrá que someter a los exámenes médicos durante el fin de semana y lo más probable es que el lunes realice su primer entrenamiento bajo las órdenes de Ronald Koeman. Pese a no estar convencido del proyecto deportivo, dejó claro que dará lo mejor de él para ayudar a un Barcelona que deja más dudas que respuestas.

“Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, para el vestuario y para mí. Lo dije en su momento que no nos daba para ganar la Champions. Ya la verdad, ahora no sé qué va a pasar. Hay un entrenador nuevo y una idea nueva. Eso es bueno, pero después hay que ver cómo responde el equipo y si nos va a dar o no para competir. Yo lo que puedo decir es que me quedo y voy a dar el máximo”, aseguró.

Contadores SDV

septiembre 4, 2020

Deja un comentario