Messi vs Bartomeu

Por: Pep Molina

Twitter @PepMolina1
Instagram: pep_molina
Facebook: Pep Molina

Columna / Área Técnica

Bartomeu y su junta directiva nunca supieron manejar la situación, se gastaron millones en futbolistas que no han funcionado y ahora no saben qué hacer con un equipo envejecido, caro, sin chispa y con el mejor jugador de la historia queriendo marcharse.

La pregunta es: ¿Qué sucederá con Messi? ¿A dónde se irá? ¿Quién pagará por él?

Empecemos con el tema contractual.

El argentino busca hacer efectiva una cláusula que le permite rescindir su contrato con el club de manera unilateral al final de cada temporada, si es que él así lo decide. En tanto, los abogados Blaugranas aseguran que ese apartado tiene una vigencia, la cual fue el pasado 10 de junio, (cuando termina la temporada).

El argumento del rosarino es que la temporada no terminó el 10 de junio, sino el 31 de agosto debido a la pandemia que azotó el mundo.

Justo es aquí donde empezará la que probablemente, sea la batalla legal más trascendente del fútbol moderno profesional.

El FC Barcelona tiene muy claro que Messi tiene un contrato vigente y que puede salir al final de la temporada 2020-2021, o bien, abonar los 700 millones que tiene como cláusula de rescisión. Mientras que Lío, lo que quiere es abandonar el club sin pagar un solo euro y tener vía libre para negociar con el club que elija.

Por obvias razones, Bartomeu y la junta directiva del club, no aceptará la postura de Messi, le exigen que al menos cumpla el año de contrato que le queda. La cuestión es que Messi no va más, simplemente no quiere seguir, ya se hartó de las mentiras de la directiva, de que se le responsabilice por todo aquello que no le sale al Barcelona y simplemente no quiere ser parte del juego sucio que ha montado el presidente de la entidad.

Pero les cuento la clave y sin más preámbulos lo digo:

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, quiere que Messi se vaya.  ¡Aunque no lo creas!, es el club quien ha desquiciado a Messi para llegar al punto en el que el argentino diga: “me quiero ir”, pero, ¿Por qué quieren que se vaya el mejor del mundo?

Es simple, ya no le pueden pagar, o al menos esta junta directiva ya no quiere pagarle; Messi gana mensualmente 8.3 millones de euros brutos al mes, sí, al mes, sumando bonos e incentivos, se embolsa algo cercano a 120 millones por temporada y el Barcelona está casi en la quiebra.

La mala administración, más de 300 millones desperdiciados en tres jugadores que no sirvieron (Dembélé, Coutinho, Griezman) y 95 millones que se pierden al no poder ingresar público al estadio a causa de la pandemia del Covid-19, tienen en jaque la economía del club. La salida del argentino combinada con 100 o 150 millones que tendrá que pagar el equipo que se lo quiera llevar, le significaría el Barcelona entre ahorro y ganancias, unos 250 millones.

Bartomeu termina su mandato al término de la siguiente temporada y está desesperado por no entregar al club en la ruina y al mismo tiempo no pasar como el presidente que perdió a Messi.

¿Cuál fue su plan? Mentirle, enojarlo, desquiciarlo y al final decir, “es él quien se quiere ir”, ¿Qué creen? Lo logró.

agosto 27, 2020

Deja un comentario