Metro Pantitlán, una bomba de tiempo; varios puntos de la estación presentan grietas

El desplome en la Línea 12 del Metro obligó a poner más atención en el resto de las rutas del Sistema de Transporte Colectivo (STC), sobretodo en la estación Pantitlán.

Esta terminal es usada, en promedio, por 294 mil usuarios al día y en la misma convergen las líneas A, 1, 5 y 9.

Usuarios del metro reportan  que varios puntos de la estación presentan grietas o algunas trabes, por donde circulan los convoyes o caminan los pasajeros, tienen separaciones.

En algunos casos, el Metro optó por enmendar esas desuniones colocando placas con tornillos. Sin embargo, son más las vigas que no tienen esas placas.

Además, en los pasillos que sirven de transborde cae agua del techo, producto de fugas. Para mitigar la afectación, se colocaron cartones o cubetas en el piso.

En tanto, en el transborde entre la Línea 1 y la Línea A, las fugas escurren hacia un teléfono público. En tanto, fue colocado hule en el techo para intentar desviar la dirección del agua.

A lista de desperfectos se suma que algunos bloques de cemento, los cuales forman parte del techo de los pasillos están desprendidos.

Incluso, diferentes barandales están despegados, lo que dificulta su uso. En cambio, les fueron colocados alambres o lazos para volver a unirlos y así sean funcionales.

Lo mismo pasa con algunas tuberías de agua, a las que les fueron colocadas lazos porque están rotas.

“Se sale el agua de los tubos que están rotos, cada vez que llueve, (además) las lámparas que están ahí no sirven”, explicó una vendedora en la Línea 9.

Las lámparas inservibles en los pasillos también son una constante. En algunos tramos, el piso está levantado y ha provocado que los pasajeros tropiecen.

“Se pone demasiado feo, llueve más aquí adentro que allá afuera, se ha caído demasiada gente por lo mismo que se inunda.

“Todo aquí enfrente se inunda, sobre el pasillo de la Línea 1 se inunda, en todos lados se inunda”, explicó Humberto, quien atiende un puesto de dulces adentro de la terminal Pantitlán.

María Concepción Rosas, usuaria de esa terminal del Metro, mostró preocupación debido a que en diferentes zonas del tramo elevado de la Línea 9, el tren vibra mientras circula.

“La Línea 9, en el trayecto para Tacubaya, se cimbra más lo que es del Metro Puebla hacia Velódromo, se cimbra mucho, todo lo que es arriba, al aire libre, cuando va uno en el Metro”, señaló.

Consultado al respecto, el Sistema de Transporte Colectivo Metro señaló que las estructuras elevadas serán revisadas, como lo anunció la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

 

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario