Mujeres, la mitad de la humanidad

Por: Rosalía Vergara

Columna #NoPolitices

Reportera de la Revista Proceso

@rosaliaproceso

El 24 de noviembre de 2019 se conmemoraron los cien años del Partido Comunista Mexicano (PCM). La celebración fue en el Teatro del Pueblo y durante el evento, se rindió un homenaje a las mujeres feministas comunistas con un video intitulado: “Las mujeres en el centenario del PCM”.

Tras recordar las luchas de la época por el voto de las mujeres, a favor del aborto con el movimiento: “Por una maternidad voluntaria” y contra los estereotipos, se dijeron unas palabras que se grabaron en mi corazón: “las mujeres somos la mitad de la humanidad”.

Foto: Argelia Villegas López / México Viral

El #8M cubrí la marcha por el Día Internacional de la Mujer porque fue histórica. Es increíble la energía que emanamos juntas y me emocionó escucharnos cantar a una sola voz contra el patriarcado, la violencia de género, los feminicidios, la lucha por la igualdad, etcétera.

Fuimos “la voz de las que no tienen voz”. Marchamos, gritamos, cantamos, hubo debate entre aquellas que usan la violencia como una manera de lucha y las pacíficas. Hicimos de todo para que se escuchara nuestra voz.

Al día siguiente, el #9M, nos hicimos escuchar con nuestro silencio y visibilizamos nuestra presencia con nuestra ausencia.

Foto: Argelia Villegas López / México Viral

Mis razones para participar en estos dos históricos actos no son motivo de debate, pero sí dejo algunas consignas y mensajes que miles de mujeres compartieron en mantas, cartulinas, pintas o gritos durante la marcha del domingo:
— “¡Y la culpa no era mía ni dónde estaba ni cómo vestía!
— ¡El violador eres tú!”
— “¡No es No!”
— “¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres delante de la gente!”
— “¡Hay que abortar, hay que abortar, hay que abortar a este sistema patriarcal!”
— “¡Alerta, alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina y tiemblen, tiemblen, tiemblen los machistas que América Latina será toda feminista!”
— “¡El que no brinque es macho!”
— “¡Nos queremos vivas y unidas!”
— “¡Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca!”
— “¡Con falda o pantalón, respétame cabrón!”
— “¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!”
— “¡Somos las brujas que no pudieron quemar!”.
— “¡Maestra, maestra, gracias por enseñarme!”
— “¡Ya basta!”
— “¡Amar sin poseer!”
— “¡Vivir sin violencia!”
— “¡Somos las voces que no puedes callar!”
— “¡El espacio es público, mi cuerpo no!”
— “¡No nací mujer para morir por serlo!”
— “¡Mujer escucha, esta es tu lucha”
— “¡Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir que el pinche machismo se tiene que morir!”
— “¡Los hombres tienen miedo a la mujer sin miedo!”
— “¡Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio!”
— “¡De camino a casa quiero ser libre no valiente!”
— “¿Por qué el feminismo incomoda más que el feminicidio?”
— “¡Mamá no te preocupes, hoy no ando sola por la calle!”
— “¡No somos histéricas, somos históricas!”
— “¡Mi falda no es corta, tu educación sí”
— “¡Por ti, por mí, por las que no están, por las que vendrán!”
— “¡Marcho porque estoy viva, pero no sé hasta cuándo!”
— “¡Nuestra lucha es por todas!”
— “¡Respeta mi existencia o espera resistencia!”
— “¡Que ser mujer no sea un factor de riesgo!”
— “¡El Estado opresor es un macho violador!”
— “¡Somos malas! ¡Podemos ser peores!”
— “¡Mi cuerpo si es arte, pero no para masturbarte!”
— “¡Organización popular contra la violencia patriarcal!”
— “¡Feminazis son los feminicidas!”
— “Ni una asesinada más!”
— “¡Camino porque ‘estarse quieta’ no sirvió de nada!”

Durante la marcha leí estos dos mensajes y los comparto: Para nosotras, el feminismo es la radical noción de que las mujeres somos personas y el “manterrupting” es “el hábito machista de interrumpir a una mujer para dar una opinión masculina y desviar la atención a él”. Ejemplos: #AlosHombresTambienLosMatan

Había más consignas, más testimonios, más lágrimas, más fotografías de mujeres desaparecidas, aunque también mucha unión y empatía en este despertar, rebelde y revolucionario, de las mujeres que nos queremos vivas. #NiUna+

Por eso, me llama la atención que algunos compañeros y amigos opinen en contra del movimiento feminista actual, quieran aconsejar sobre qué se puede o no hacer o se pregunten por qué no pueden participar.

No entiendo, aunque sí me lo explico, por qué quieren el protagonismo sobre el feminismo.

Considero que estamos avanzando, pero aún nos falta aprender a respetarnos, mujeres y hombres, por ser y por existir.

marzo 10, 2020

Deja un comentario