Nace la Coalición SUMA México, como respuesta a un escenario incierto en el país

Por: Humberto Morgan Colón

COLUMNA/ QUE HABLE LA BANDA

 

En un acto en el que es patente la camaradería y la fraternidad, la Coalición SUMA México, se integra al escenario de la vida política y social del país.

En el hotel Ritz, contiguo al Zócalo capitalino, epicentro de la vida pública y política de la nación, los integrantes de SUMA México hacen un respetuoso llamado para desterrar el odio a lo distinto y a lo diverso, otorgándole a la política nuevamente su sentido primigenio, como medio de entendimiento y consenso entre los mexicanos.

SUMA México se concibe como un conjunto amplio y plural de Organizaciones, Colectivos, Grupos y Asociaciones que no quieren abundar en el rechazo a lo desigual, sino converger, acordar y reconstruir la vida política de la maltrecha nación.

En sus filas, se cuentan a Organizaciones populares que agrupan a comerciantes formales y de la vía pública, solicitantes de vivienda, Grupos de gestión vecinal, Asociaciones Civiles, Fundaciones culturales, Sindicatos y Dirigentes con arraigo popular. 

Se identifican como una Alianza de mexicanas y mexicanos, con problemas pendientes por resolver y con una agenda de temas reales, no de politiquería o de grilla. 

Reunidos en un cálido salón del hotel, cumpliendo las estrictas medidas sanitarias impuestas por la pandemia del Coronavirus. Más de 40 dirigentes, presidentes de asociaciones civiles y fundaciones culturales. Así como líderes naturales y coordinadores de diversos movimientos vecinales. inician la reunión fundacional de la Coalición, describiendo el desfavorable momento que vive México y enfatizan:

Transitamos en un escenario incierto, causado por la grave crisis económica, el desatino para atender la pandemia, un retroceso en las instituciones democráticas del país, altísimos niveles de inseguridad e intolerancia. 

 

Además de una polarización al rojo vivo, derivada del intento fallido -hasta el momento-, de la transformación nacional que se resiste a llegar. Pues simple y sencillamente no se ha sabido encauzar. 

El país se agita en un momento de tanta crispación, que algunos de los aliados naturales del partido en el poder, han decidido buscar nuevas rutas, caminos distintos que permitan consolidar sus propios cambios para cumplir sus objetivos como Grupos y como representantes de distintos sectores de la sociedad, ante la burocratización de un movimiento al que apoyaron y del que se esperaba justicia y bienestar. 

Prosiguen, los que hoy integramos esta coalición, hemos manifestado abiertamente, que no coincidimos con los métodos, ni con la arrogancia y el desdén a las causas populares. 

No obstante, nuestra misión no es avivar la polarización ni el odio. Sino construir e ir en contrasentido, de la insensata lucha fratricida entre mexicanos, que se aviva con irresponsabilidad día a día. 

La lucha por el poder, como en los viejos tiempos del PRI, está en su máxima expresión. El encono, la venganza, el resentimiento y un Gobierno de palabras con pocos resultados, nos vuelve a demostrar, que los grandes logros no son las que se ofrecen en campaña. Sino aquellos, que la necesidad obliga a atender y requieren que se concreten en acciones y en hechos que mejoren la calidad de vida de la gente.

SUMA México, propone el desarrollo de la política como camino para la resolución de contradicciones, de proyectos opuestos, de diferencias. No para abundar en el desprecio y el odio a lo que no es igual, a lo que parece no coincidir, a lo otro. SUMA México nace para trabajar mano a mano con la gente que anhela justicia y respuesta a su pobreza ancestral y a la falta de resolución de las problemáticas que en el momento les afectan.

Sentencian, hoy nacemos a la vida pública y como Coalición y ciudadanos, no queremos abundar en el rechazo a lo diverso, sino concurrir, armonizar y coadyuvar en la reconstrucción de la vida política del país.

Por lo que, desde el Zócalo capitalino. De manera respetuosa, fraterna, sincera, pero firme, solicitamos a las autoridades competentes tomar nota de los primeros puntos de la agenda que desahogaremos en los próximos meses, a saber:

  1. El cumplimiento de los acuerdos pendientes con relación a las comunidades afectadas por el paso del Tren Interurbano México-Toluca. 2. El derecho a la información y a la participación ciudadana en el desarrollo del proyecto de la hoy llamada cuarta sección del Bosque de Chapultepec. 
  2. La resolución conforme a derecho, del ilegal, artero y violento desalojo de la plaza del Cetram San Lázaro, ordenado por el entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. 4. La búsqueda de caminos para la regularización de asentamientos humanos en la alcaldía Magdalena Contreras. 
  3. La atención a los graves problemas de inseguridad, desabasto de agua y las deficiencias en la educación en la alcaldía Iztapalapa. Y 6. La grave crisis de desabasto de agua en las alcaldías Coyoacán, Tláhuac y Xochimilco, así como la insensata construcción del puente vehicular sobre el humedal.

Para concluir afirman, somos consecuentes pero tajantes, las autoridades deben de contar con la atingencia, la responsabilidad y la vocación de servicio para atender a los ciudadanos. No podemos tolerar la prepotencia y la indolencia de funcionarios soberbios e incompetentes. Práctica que creíamos desterrada desde las etapas del PRI y del PAN, pero que se puso de moda nuevamente con Morena.

SUMA México, propone el desarrollo de la política como camino para la resolución de contradicciones, de proyectos opuestos, de diferencias. No para abundar en el desprecio y el encono a lo disímil, a lo que parece no concordar.

En hora buena por esta coalición que estará proponiendo en los próximos meses, una ruta de reconciliación, de propuestas comunes, soluciones y trabajo conpartido.

 

Contadores SDV

 

septiembre 24, 2020

Deja un comentario