Naranja que te quiero verde

Por: Rosalía Vergara

Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebook: /rosalia.vergara
Instagram: rosalia_vergara

 

 

Columna #NoPolitices

A partir del lunes 29 de junio se reactivan algunas actividades económicas y sociales en la Ciudad de México gracias al cambio de color del semáforo sanitario de rojo a naranja. Y si los capitalinos nos portamos bien, el naranja se volverá amarillo y si seguimos por el buen camino de la sana distancia y del cuidado personal, llegaremos al verde, que te quiero (semáforo) verde.

En conferencia de prensa, el viernes 26 de junio, después del atentado contra el secretario de Seguridad Pública de la CDMX, Omar García Harfuch, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, la reapertura de las actividades económicas, de manera paulatina y con estrictas medidas
sanitarias.

Presentó las Reglas para la Nueva Normalidad que operarán desde el lunes 29 y se irán modificando conforme la situación de la pandemia. Para esta nueva normalidad es fundamental el uso de cubrebocas en la ciudad.

Las reglas siguen siendo si puedes quédate en casa el mayor tiempo posible, sobre todo si se pertenece a la población vulnerable, usar siempre el cubrebocas, la sana distancia de 1.5 metros, lavarse frecuentemente las manos o usar gel antibacterial al 70% y al menor síntoma permanecer confinado y
mandar un mensaje SMS al 51515.

Todos los casos positivos deben llamar al Locatel y referir los datos de las personas con quienes se tuvo contacto tres días antes.

Las 10 reglas básicas para las actividades económicas permitidas son: los empleados deberán usar, de manera obligatoria, Equipo de Protección Personal (EPP), es decir; cubrebocas y careta protectora, además de lavarse las manos con regularidad.

Se deberán instalar filtros sanitarios para la detección de síntomas y toma de temperatura (no mayor a 37.5° C) al ingreso del personal, proveedores y clientes. No se le permitirá la entrada a nadie por arriba de esa temperatura o si presentan síntomas.

Es necesario mantener la sana distancia a 1.5 metros entre todas las personas, trabajadores y clientes. Pondrán dispensadores de gel antibacterial y desinfección permanente de superficies y espacios comunes mediante solución de agua clorada a 440 ppm (10 mililitros de cloro comercial por cada litro de agua) y se promueve el uso de la ventilación natural, pero de no ser posible se recomienda el uso de ventiladores sin recirculación de aire al interior y un mínimo de 30% al exterior.

Quienes reactiven sus actividades deberán registrarse obligatoriamente en el sitio web: http://covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias

 

Si se cuenta con más de 30 trabajadores deberán realizar un número de pruebas equivalente al 5% de sus empleados de forma semanal. Es obligatorio informar al Locatel sobre casos positivos y de personas con las que tuvo contacto en su lugar de trabajo. Los casos positivos se deben resguardar 15 días en sus casas y los casos sospechosos deberán resguardarse en sus casas hasta recibir un diagnóstico negativo y nadie puede ser despedido por haberse contagiado de Covid-19.

Las fechas de reactivación por actividad económica son: lunes 29 de junio, trabajadoras del hogar, comercio al menudeo, clubes deportivos y actividades deportivas individuales al aire libre; el 30, el Centro Histórico con su programa especial; el 1 de julio, restaurantes y hoteles al 30% de su capacidad; el 2, tianguis, mercados sobre ruedas y bazares; el 3, estéticas, peluquerías y salones de belleza (solo con citas), el 6, tiendas departamentales y centros comerciales al 30% de su capacidad.

“Hay una orientación para reabrir la ciudad para que, en los espacios abiertos, puedan los restaurantes hacer su servicio y podrán abrir en 40% si tienen este espacio al aire libre”, añadió.

Siguen cerrados los servicios religiosos, cines y teatros, no están permitidas reuniones de esparcimiento o recreativas, galerías, salas de conciertos, museos, parques de diversiones, corporativos y oficinas de diversos servicios, oficinas de gobierno que no dan atención al público, servicios educativos, casinos y casas de apuestas, pistas de patinaje, boliches, billares, spas, vapores, baños públicos, eventos turísticos y artísticos con público, salones de fiestas, eventos sociales y congresos, gimnasios, cantinas, bares, antros y trajineras.

El comercio al menudeo deberá laborar al 30% de aforo, usando la ventilación natural o con ventilación sin recirculación de aire, filtros sanitarios, toma de temperatura, uso constante de gel antibacterial. El horario será de 11:00 a 17:00 horas, habrá un solo sentido para la entrada y la salida, no se usarán probadores, no poner música y fomentar el pago por medios electrónicos.

En el caso de los clubes deportivos y actividades al aire libre se recomienda realizar deportes de manera individual, procurando la sana distancia, no pueden operar espacios áreas o espacios comunes cerrados como áreas de pesas, de spinning, albercas techadas, salas de usos múltiples, vestidores,
baños de vapor, clínicas de masajes y spas.

“Solamente se podrán llevar a cabo actividades en espacios al aire libre o en áreas que cuenten con ventilación natural”, añadió. Quienes empleen a trabajadoras domésticas deberán proporcionarles cubrebocas, caretas y lentes para sus traslados, proporcionarles todos los materiales necesarios para limpieza y sanitización y mantener la sana distancia”, señaló.

Para los restaurantes no se deberá poner música, esto, debido a que orilla a los comensales a hablar más fuerte o incluso gritar, lo cual produce más gotas de saliva que son la principal fuente de contagio de Covid-19, explicó.

Los meseros deberán usar, de manera obligatoria, cubrebocas y careta, los manteles y servilletas deberán cambiarse después de cada servicio, las mesas se colocarán a 1.5 metros de distancia, en forma de zig-zag o, en su defecto, colocar barreras físicas.

Está prohibido fumar, incluso en las áreas destinadas para fumadores. No se deberán usar menús impresos o individuales, únicamente pizarrones, tableros en la pared y menús electrónicos. Se recomienda el uso constante de gel y promover el pago electrónico.

La idea de “Fomentar la Ciudad al Aire Libre” consiste en permitir que se coloquen mesas y sillas en calles, banquetas o estacionamientos para el consumo de alimentos. Quienes opten por esta opción podrán tener el 40% de aforo, para ello se podrán cerrar calles o carriles para no entorpecer el flujo
peatonal.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) publicará el lunes 29 de junio los lineamientos específicos por tipo de banqueta y calle. Los restaurantes no podrán operar después de las 10:00 pm, los establecimientos con giro de venta de alimentos deberán registrarse en el sitio web:
http://covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias (el registro es gratuito y de resolución inmediata) y esta medida es temporal hasta llegar al semáforo verde, apuntó.

“Las actividades del semáforo naranja deberán cumplir con estrictas medidas sanitarias. Se harán verificaciones del cumplimiento de estas medidas. En caso de que los negocios, sectores y/o industrias no cumplan con ellas al momento de la verificación: recibirán una primera advertencia, si continúan sin cumplir recibirán una sanción y serán clausurados aquellos que, después de la advertencia y la sanción, continúen sin cumplir. Todas las actividades operarán al 30%”, resaltó.

Finalmente, dio un mensaje a la ciudadanía: “cambiar al color naranja no significa que la pandemia haya terminado, y depende de la ciudadanía cuidarse para evitar nuevos brotes”, por lo cual advirtió: “si se revierte la tendencia de ocupación hospitalaria regresaremos al semáforo en rojo”.

Porque, aunque cambie el color del semáforo, la pandemia sigue y, por eso, invitó a la ciudadanía a seguir con las recomendaciones sanitarias para continuar bajando el porcentaje de personas hospitalizadas para seguir transitando a la apertura muy paulatina de actividades en la ciudad.

“Si regresamos a una situación donde tengamos más del 65% de ocupación hospitalaria tendremos que volver a cerrar actividades”, advirtió.

Así que depende de la coordinación tripartita (gobierno, sociedad y empresas) aprender a vivir en la nueva normalidad de nuestra anormalidad cotidiana.
FIN

junio 30, 2020

Deja un comentario