Congreso capitalino propone 3 años de prisión a revendedores de cubrebocas 

Por: Alfredo Páez Galindo

  • El diputado morenista Norberto Sánchez acusa que los recolectores de basura reciclan los cubrebocas para venderlos en cruceros.
  • Actualmente no hay leyes sancionen esta conducta que derivó de la pandemia del Covid-19.

Debido a la alta demanda que hay para comprar cubrebocas, los pepenadores los lavan para revenderlos en cruceros de la Ciudad de México.

Así lo acusó el diputado morenista, Norberto Sánchez, quien aseguró que presentará una iniciativa para reformar el Código Penal en la Ciudad de México con el fin de terminar con este mercado negro.

El legislador aseguró que la reventa de cubrebocas podría infectar con Covid-19 a miles de personas cuando menos el resto del año.



De acuerdo con el diputado, vecinos de la ciudad de México lo contactaron a través de las redes sociales para denunciar la reventa de cubrebocas.

De este modo se agregará el artículo 159 bis para imponer  “las mismas penas del artículo anterior, a quien reutilice, recicle, revenda, done, maneje o disponga de instrumentos, materiales, máscaras quirúrgicas, caretas médicas, o cualquier producto similar desechable que ponga en peligro de contagio la salud humana, por una enfermedad transmisible, un mal venéreo u otra enfermedad grave en período infectante”.

La iniciativa contempla una pena de 3 años de prisión y una multa de 16 mil pesos para las personas que sean sorprendidas revendiendo cubrebocas. 

Actualmente en el Código Penal capitalino, en el Capítulo II, titulado Peligro De Contagio, contiene el Artículo 159 que dicta: Al que sabiendo que padece una enfermedad grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro, por relaciones sexuales u otro medio transmisible, siempre y cuando la víctima no tenga conocimiento de esa circunstancia, se le impondrán prisión de tres meses a tres años y de cincuenta a trescientos días multa. Si la enfermedad padecida fuera incurable, se impondrán prisión de tres meses a diez años y de quinientos a dos mil días multa. Este delito se perseguirá por querella de la víctima u ofendido.

“Se trata de una pandemia que nos sorprendió en todo el mundo, se generaron muchos abusos y situaciones que deben ser corregidas. Aunque termine la Jornada de Nacional de Sana Distancia el próximo 30 de mayo, los expertos ya han informado que deberán de seguirse muchas precauciones para el desconfinamiento paulatino de la población, es decir que saliendo de la cuarentena continuaremos utilizando cubrebocas y no es posible que estén vendiendo artículos usados impunemente en los cruceros de semáforo o en el ambulantaje torero, entre otros lugares”, dijo el diputado. 

De acuerdo con expertos en medicina, un cubrebocas cumple con su función específica en un máximo de cuatro horas, después de ese tiempo debe ser cambiado ya que captó virus, bacterias y se humedeció con las secreciones de nariz y boca, por lo que un segundo uso podría ser la causa de una infección. 

 

 

mayo 18, 2020

Un comentario en “Congreso capitalino propone 3 años de prisión a revendedores de cubrebocas 

Deja un comentario