¿Qué pasó con Checo?

Por: Pep Molina

COLUMNA / ÁREA TÉCNICA

Twitter @PepMolina1
Instagram: pep_molina
Facebook: Pep Molina

Muy tranquilo revisaba mi Instagram cuando me encontré con el post del piloto mexicano; vaya si fue un balde de agua fría leer que era él quien se iba de Racing Point, sin dar muchas explicaciones, sólo agradeció el apoyo que tuvo durante sus siete años en la escudería y mencionó que su futuro es incierto.

Era claro que le tenían incomodo los rumores de la posible llegada de Sebastian Vettel al equipo, teniendo en cuenta que sólo hay dos plazas disponibles para los pilotos y el otro lugar lo ocupa el hijo del dueño, no había dudas de que él sería el sacrificado si los rumores se convertían en una realidad.

Racing Point se encargó de no confirmar ni desmentir nada y ante los cuestionamientos el mexicano asumió que era una decisión que tendría que tomar el equipo y que él tenía la intención de cumplir su contrato, lo admito, le jugaron chueco y lograron su objetivo, hacerlo a un lado para el 2021.

Sin embargo creo que Checo cometió errores muy puntuales que dieron el pretexto perfecto para que Racing Point pensara en su salida, y explico el por qué.

Iniciaré diciendo que la Fórmula 1 en general es cruel e injusta en muchos momentos y son detalles mínimos los que se utilizan para sacar a un piloto. En este caso, el dinero ha quedado fuera de la ecuación, pues la escudería tiene socios comerciales estables y para el siguiente año se unirá la mítica marca británica, Aston Martín, por lo que todo se ha reducido a un tema deportivo.

Se logró armar un auto extremadamente competitivo, que incluso podría ir al ritmo de los Red Bull, hasta los han apodado como los Mercedes rosas y pese a ser acusados de copiar parte del auto de las Flechas Plateadas, libraron las sanciones y seguirán adelante casi sin ninguna modificación en su chasis.

¿Y por qué no están compitiendo a la par de los equipos líderes?

Me duele decirlo, pero en gran medida es porque los pilotos se han quedado cortos en su desempeño, es claro que Lance Stroll no tiene un talento extraordinario y está ahí porque su padre tiene el dinero suficiente para comprarle no sólo el asiento, la escudería completa y aunque Pérez sí lo tiene, este no ha sido su año.

La cosa se torció en los dos Grandes Premios que se corrieron en el Red Bull Ring, en el primero arrancaba en un excelente cuarto lugar, pero una pésima arrancada lo mandó hasta la octava posición y pese a la remontada, no consiguió más que un decepcionante sexto lugar, teniendo en cuenta que pintaba para que se subiera podio o al menos mantener su lugar en clasificación.

A la semana siguiente, en el mismo circuito, tuvo un inicio titubeante y en la tercer vuelta se fue de largo en una curva y de milagro no perdió el control del auto, sin embargo, esa acción le costaría irse hasta la décima posición, de igual forma, logró remontar y terminó séptimo; él mismo aceptó que ese error le costó muy caro y para colmo, unos días después dio positivo en un PCR y se perdió los dos Grandes Premios que se corrieron en Silverstone.

Las cosas estaban a la par, pues Stroll tampoco era capaz de conseguir algo destacado, sin embargo este fin de semana se le acabó la suerte al mexicano y aunque fuera más por un tema de suerte, el canadiense consiguió un podio en Monza que reafirmaron las dudas de los dueños del equipo.

No todo fue culpa de Checo, la escudería no ha estado a la altura de un equipo grande, han cometido errores en la estrategia y en los pits, pero a mi entender, el mexicano tampoco cumplió en la pista, diría que esos pequeños detalles le abrieron la puerta de salida.

Como lo dije, es muy injusta la Fórmula 1.

Racing Point va a la alza, es un hecho que pueden convertirse en un equipo grande en los próximos años y cuando el dinero no es un problema, tienes que poner algo más que talento en la pista para mantener tu asiento y al menos este año, Sergio Pérez no pudo con esa presión.

 

<<Resquicios>>

¿Qué le queda a Checo? Demostrar en las últimas carreras que es mucho mejor que Stroll, que tiene la capacidad de competir por los primeros lugares y quizá sin la incertidumbre de si se va o se queda, corra mejor.

septiembre 10, 2020

Deja un comentario