Razones para votar por AMLO el domingo 10 de abril: Pedro Pablo de Antuñano

Antuñano

Pedro Pablo de Antuñano participó éste martes en una video-conferencia con dirigentes progresistas de 40 municipios donde gobierna la oposición y después de su ponencia sobre “Democracia Participativa” se le preguntó respecto a más allá de la teoría, ¿cuáles son las 5 razones concretas para respaldar a AMLO en la Consulta de Revocación de Mandato?

El ex Presidente Progresista en la capital enunció lo que a su parecer son los argumentos más contundentes para sí ir a votar a la Consulta de Revocación de Mandato que se celebrará el próximo domingo 10 de abril de 2022 y para votar en favor de la continuidad del Presidente, destacando:

1.- La política de bienestar social es una política de Estado (ya no una política pública) y se plantea como estrategia de contención y asistencia para frenar la pobreza, reducir la desigualdad y generar condiciones para que los sectores menos favorecidos puedan, en un segundo momento, capacitarse e insertarse en las cadenas productivas de cualquiera de las 73 ramas de la economía formal del país.

Por grupos de edad y por condiciones de vulnerabilidad, las becas a familias con uno o más hijos en escuela pública, a niños con alguna discapacidad en situación de alta marginación y el de madres solteras, constituye la gran red de protección a la infancia de forma directa y eliminando burocracias o uso faccioso de los programas y apoyos. El primer argumento es que a pesar de lo que se diga, infantes bien comidos y familias apoyadas económicamente resultará menor deserción escolar y en mejores oportunidades de desarrollo para esos niños y niñas. Evidentemente hay que fortalecer con acercarles cultura, deporte, ciencia y tecnología como segundo piso de apoyos. Pero una cosa es clara, ésta visión de infancia que tiene el gobierno federal es mejor tenerlo que no tenerlo. La otra opción es la privatización y elitización que recomienda la derecha.

Por su parte, las 100 universidades nuevas, las becas a estudiantes, los aprendices y primeros empleos así como los micro créditos a jóvenes, tiene un significado que pocos alcanzan a ver pues no se trata de repartir dinero a diestra y siniestra, ni de dogmatizar a los muchachos ideológicamente como se ha señalado, más bien se trata de cortar el suministro de jóvenes a las filas del crimen organizado, las adicciones, el delito común y la violencia en general. Estudiando y trabajando es la mejor manera de invertir en la palanca del desarrollo nacional que es, sin duda la juventud. Un joven con un libro o una guitarra siempre será un joven menos con un arma o droga.

En el caso de los adultos mayores, el derecho a un retiro digno y a decidir sobre sus propios recursos, contribuye a combatir no solo la marginación sino la violencia económica y emocional de que son objeto. El abandono sistemático es el principal reto que enfrentan nuestros abuelos y se ha puesto un pilar fundamental que es el reconocimiento de su existencia legal y moral y la retribución del Estado por sus años de esfuerzo en favor de la familia, la sociedad y el país.

En cuanto al campo, los apoyos directos a proyectos agro-forestales, ganaderos, equipo, alimento, asistencia técnica, por ciclos productivos es un acierto y va a fortalecer a nuestros productores y a la cadena en su conjunto lo mismo que la vivienda de interés social y su articulación con los nuevos desarrollos urbanos. Son temas de los que se analiza poco pero que van permitiendo válvulas de salida a amplios sectores marginales que en otro escenario solo tendrían caminos hacia el estallido social o las actividades informales o incluso ilícitas. Estoy seguro que igual que en la CDMX, la obra social de AMLO dejará honda huella, incluso más profunda que la inversión en infraestructura.

2.- En materia de infraestructura. El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, El Transísmico, el Tren Maya y las otras 11 obras en progreso, son obras que hay que realizar con el objetivo de equilibrar los polos de desarrollo, el sur del país no puede seguir estando sumido en la miseria mientras el norte se imagina de primer mundo. El pensar a México como una nación con obras propias, sin entregar concesiones por 100 años a extranjeros, es ya en sí, una ganancia.

Porque en esas obras, paulatinamente se integrarán cadenas de suministro que generaran empleos directos e indirectos para beneficio de las regiones en donde se construyeron, lo cual, atraerá en el corto plazo más inversiones y mayor crecimiento del sur profundo y su gente abandonada por sexenios. De igual manera, el aumento del salario mínimo, la mayor recaudación fiscal y el cumplimiento de los compromisos multinacionales sigue haciendo de México un país atractivo para la inversión.

3.- En materia política, es evidente que AMLO tomó la decisión histórica de darle voz y reconocimiento a los que menos tienen. Abanderar el combate a la corrupción lo pone por encima de todos los partidos, incluyendo al suyo y le da autoridad personal para rediseñar las instituciones y sus interacciones. Los viejos guetos y cotos de poder han sido paulatinamente desmantelados y puestos al descubierto, lo cual apunta a una nueva etapa en donde ahora el ejercicio de los encargos públicos debe responder a las necesidades de la población y no a los intereses creados de grupos coludidos.

El fin de los fideicomisos como cajas chicas transexenales, las compras consolidadas, la estabilidad monetaria y la autonomía del Banco de México, han sido decisiones acertadas que han generado economías importantes para el fondeo de la política social sin endeudamiento.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario