La reducción del financiamiento a partidos políticos en Oaxaca

Por: Daniel Barranco

“El pueblo quiere indefectiblemente su bien, pero no siempre lo comprende”

¿Les suena familiar esta frase?, hoy es muy acuciada en nombre de la voluntad general, aquella donde uno de los grandes ilustrados franceses nos decía que incluirse en la misma, representa que cada individuo lleve a cabo un acto puro de entendimiento y raciocinio, dejando a las pasiones en silencio, renunciando al interés particular y sumándose al colectivo por el bien de todos.

Pobre democracia, “Tan cerca de Rousseau, tan lejos de representar nuestros intereses colectivos”, porqué a causa de una “democracia representativa” que pareciera ser el mejor modelo de gobierno, padecemos de partidos sin ideología y valores, carentes de legitimidad, trabajo y sobre todo voluntad para ser lo que la constitución dice que son, entidades de interés público, encargadas de darle un mecanismo de entrada a los ciudadanos al ejercicio del poder, para transformar de manera positiva las condiciones de vida de nuestros semejantes, buscando el cobijo de los más desprotegidos y vulnerables.

Pero no solo padecemos a los partidos políticos hueros, sufrimos de legisladores fatuos, cooptados por el interés de las cúpulas y caciques partidistas, que no legislan en favor de la ciudadanía, ni acorde a las circunstancias socioeconómicas, legislan por conveniencia, por reflectores, por dadivas, hoy tanto en el Congreso de la Unión como en los congresos locales, es inimaginable que se aprueben reformas que modifiquen los privilegios de los partidos políticos, ya sea porqué todos quieren ser los primeros, o porqué a cambio se buscan negociar prebendas, pueden legislar sobre todo, menos sobre recortar las onerosas prerrogativas que reciben del erario público, se pronuncian en las tribunas por él pueblo y para el pueblo, pero si les tocas su lana, se les pasa el ímpetu y dejan de lado el papel heroico de iluminados salvadores, de una sociedad ciega que quiere su bien pero no lo ve.


Hoy en México las iniciativas ciudadanas solo representan el 0.13% de iniciativas presentadas para legislar, el por qué y los diversos factores por los cuales es casi inexistente el uso de este mecanismo de participación ciudadana, será tema de otra columna más profunda que revele porqué la apatía ciudadana, hoy solo me limitare a decir que presentar una iniciativa ciudadana en México, es en palabra de legisladores y asesores, una utopía, es risorio para aquellos que detentan el poder, pensar que un ciudadano pueda ver con mayor objetividad y libre de presiones partidistas y de intereses económicos, una necesidad que deba legislarse o reformarse en la constitución o leyes secundarias, y lo ven así porqué simplemente no toleran que un ciudadano, pueda en muchas ocasiones hacer mejor el trabajo para el cual supuestamente se les escogió.

Hoy en Oaxaca, en medio de la crisis que atraviesa el país y el Estado, frente a todas las carencias sociales, a los graves índices de marginación y pobreza, un grupo de ciudadanos nos hemos atrevido a desafiar las facultades que los legisladores consideran prácticamente como exclusivas de ellos, y es que el pasado 23 de Septiembre del presente año, presentamos ante el Congreso del Estado de Oaxaca una iniciativa que reforma el artículo 25 de la Constitución local, la cual tiene como objetivo fundamental la reducción de prerrogativas locales a los partidos políticos en el Estado de Oaxaca, ya sean locales o nacionales con acreditación local.

La reforma antes mencionada, se presenta en el momento justo en el cual se necesita que los legisladores, y principalmente los de MORENA y los 100% Obradoristas, es decir los del PT (lo siento, chiste local) y demás aliados, sean congruentes con la política nacional de austeridad republicana impuesta por el presidente.

Es momento que los legisladores en Oaxaca y en los demás estados de la república cumplan con el mandato social, sean congruentes, sensibles y sobretodo en un acto de dignidad y raciocinio conspicuo, tomen conciencia que es momento de reducir los montos exorbitantes de financiamiento público que reciben, que no pueden haber recortes presupuestales y demás medidas para ahorrar recursos a nivel federal y estatal, mientras ellos siguen recibiendo las cantidades tan ridículas por no representar en su mayoría los intereses ciudadanos.


El proceso en Oaxaca ya está echado a andar, y la iniciativa por el que se reforma el primer párrafo y se adiciona un segundo y tercer párrafo a la fracción segunda, recorriéndose los párrafos subsecuentes del apartado B, del artículo 25 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca , donde se busca reducir en un 60% el financiamiento público de los partidos políticos en el Estado, cambiando las formulas mediante las cuales se calculan sus prerrogativas , esta de lado de los diputados, a partir del 23 de septiembre la Comisión Permanente de Puntos Constitucionales del H. Congreso del Estado de Oaxaca, tiene 30 días hábiles para emitir un dictamen a favor o en contra de la iniciativa ciudadana, y con esto demostrarnos a sus “REPRENTADOS”, que en verdad se encuentran de lado de la gente, y que son capaces de regirse bajo el interés colectivo.

Contadores SDV

 

octubre 5, 2020

Deja un comentario