De refugiado a campeón: Niño deja Nigeria para ser campeón de ajedrez en EU

  • El pequeño huyó de Nigeria por persecución religiosa; hoy practica ajedrez y ganó el título en EU

Asus 10 años el pequeño Tanitoluwa Adewumi es un prodigio que conquista los tableros y brilla como Campeón Nacional de Ajedrez en, Estados Unidos.

Pero antes de descifrar estrategias, entre el vaivén de peones, torres o caballos, el pequeño ‘Tani’ y su familia huyeron de su hogar en Nigeria, ante la persecución del grupo Boko Haram contra cristianos. Pidieron asilo y en 2019 les recibieron en un refugio de Manhattan, Estados Unidos, donde el capítulo hacia una nueva vida comenzó.

Con ayuda del pastor Philip Falayi, ‘Tani’ ingresó a una escuela cercana al albergue; su maestro Russell Makofsky le enseñó en clase los fundamentos del ajedrez y el pequeño quedó fascinado.

“Tani es muy táctico. Su memoria es muy buena. Los niños promedio hacen 50 o 100 rompecabezas a la semana, pero él hace 500 en ese tiempo”, explicó su entrenador Shawn Martínez.

Con un año de prácticas, en 2020, ‘Tani’ se convirtió en Campeón Estatal, al vencer a 73 de los mejores jugadores de Nueva York, resultado que lo erige como un prodigio del juego, al ganar su primer torneo, en su primer intento, con una puntuación de 2,223.

El profesor Russell compartió en sus redes sociales tanto victoria como la historia de este pequeño talento. Tras dar a conocer la historia de este pequeño, la comunidad de internautas se solidarizaron para regalarle un apartamento, además de ofrecer a sus padres apoyo en comunidad.

Este 2021 se convirtió en Campeón Nacional y ahora hizo una jugada más valiosa que un jaque mate, pues por medio del ajedrez quiere ayudar a más niños que huyen de la violencia y creó una fundación para lograrlo.

En abril de 2020 publicó un libro en el que relata cómo un cúmulo de eventos que, considera, no fueron casualidad lo llevaron del peligro al éxito; la obra se titula: ‘Mi nombre es Tani y creo en los milagros’.

 

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario