Rompen anarquistas “Cinturón de Paz” de Claudia Sheinbaum en marcha del 2 de Octubre

Por: Orlando Ramírez Chávez

 

Por: Alfredo Páez /

 

  • Integrantes del Cinturón de Paz escondían sus playeras para evitar ser agredidos.
  • Ante la presión de grupos anarquistas, la Jefa de Gobierno optó por usar fuerza policíaca.

 

Los 12 mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México fueron insuficientes para contener al bloque de anarquistas en la marcha conmemorativa de la masacre estudiantil en Tlatelolco de 1968.

A pesar de que los grupos de trabajadores del Gobierno capitalino formaron una valla humana para contener a los grupos de choque, éstos corrían despavoridos al ver que los anarquistas portaban bombas molotov, cohetones, martillos, armas blancas y aerosoles.

De nada sirvieron las indicaciones de los funcionarios de alto nivel, quienes les repetían una y otra vez a los trabajadores que no dejarán pasar a nadie con actitud retadora.

El primer punto donde se rompió el “Cinturón de La Paz” fue en las esquinas del Eje Central y la calle Cinco de Mayo, punto que era resguardado en su mayoría por personas de la tercera edad.

No son estudiantes, son provocadores, los mismos que había desde 1968 y únicamente se encargan de desprestigiar el movimiento y la lucha social, esos son los grupos de choque que pagaba el PRI, el PRD y ahora son pagados por los conservadores, en más de 50 años no hemos podido sacudirlos de México”, dijo uno de los trabajadores del Gobierno capitalino que participaba en el Cinturón de La Paz.

En ese momento los anarquistas, quienes estaban encapuchados, aprovecharon para romper cristales y realizar pintas en contra del Estado.

 

A lo largo de la calle 5 de Mayo, los anarquistas lanzaron bombas molotov confrontaron a los cuerpos policiacos, en momentos lanzaban bombas de humo contra los granaderos, quienes únicamente se protegían con sus escudos.

 

El contingente encabezado por el Comité 68 arribó a la explanada del Zócalo capitalino a las 18:00 horas, sin embargo, los grupos de anarquistas enfrentaron a los policías por 40 minutos más, tiempo en el que causaron destrozos en la esquina de la calle Palma.

A brincos, pedradas, golpes e insultos, los anarquistas exigían pasar a la explanada del Zócalo, donde los esperaba un nuevo grupo del “Cinturón de La Paz” resguardando el Palacio Nacional, y el antiguo Palacio del Ayuntamiento, además de los contingentes de estudiantes que viajaron desde el interior de la república para participar en esta marcha histórica.


Hasta las 19:00 horas, la Secretaría de Seguridad Ciudadana no había emitido un reporte oficial del número de lesionados, pero fuentes extraoficiales confirmaron que al menos hubo diez lesionados a consecuencia de los petardos que lanzaron los anarquistas.

Aunque el “Cinturón de la Paz” fue una medida innovadora que impulsó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, al final optó por usar la fuerza del Estado, los policías contuvieron a los anarquistas, mientras que los trabajadores escondían sus playeras de paz entre sus ropas.

octubre 2, 2019

Deja un comentario