RSP designa 330 abogados para denunciar dádivas en campañas

  • RSP criticó que los nietos de Porfirio Díaz usen los recursos públicos para hacer campaña política y reelegirse.

 

El partido Redes Sociales Progresistas (RSP) en la Ciudad de México, designó a 330 abogados para vigilar y denunciar la entrega de obsequios que sean pagados con recursos públicos por parte de los candidatos que buscan la reelección en alguna alcaldía.

Dicha iniciativa fue nombrada “Adopta un funcionario” y fue presentada ante el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) para vigilar y sancionar el uso de programas sociales con fines proselitistas.

La iniciativa fue impulsada por Erik Raymundo Campos, representante de RSP ante el Consejo General del IECM.

El objetivo es que los 30 abogados en activo y con cédula profesional vigente puedan vigilar de cerca a los Directores Generales de Desarrollo Social, Participación Ciudadana y Administración de las alcaldías donde se busque la reelección.

Hasta el momento los titulares de las alcaldías Miguel Hidalgo, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Azcapotzalco, Magdalena Contreras, Tláhuac, Xochimilco, Iztacalco y Benito Juárez, han mostrado sus intenciones por reelegirse.

“Vemos a los nietos de Porfirio Díaz aferrándose al poder y vemos como empieza el uso de recursos públicos para hacer campaña reeleccionista, es por ello que también saldremos a la calle un ejército de nietos de Francisco I. Madero para exigir sufragio efectivo, no reelección.

En apego a la circular 12 del IE-CDMX vamos a solicitar información, documentaremos y denunciaremos malos manejos, reparto de despensas, dádivas, tarjetas y cualquier uso clientelar de los recursos públicos”, dijo Raymundo Campos.

El presidente del partido en la Ciudad de México, Pedro Pablo de Antuñano, añadió que en caso de encontrar desvíos de recursos públicos enviarán una copia de la denuncia al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha comprometido a ser “guardián de la elección”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario