Senado avala la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil; algunos usuarios ya se ampararon

Luego de que el pasado 14 de abril el Pleno del Senado avaló en lo general y en lo particular, el dictamen a la minuta que reforma la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, algunos usuarios ya interpusieron amparos para evitar proporcionar datos biométricos.

El proyecto aprobado con 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, volverá obligatoria la entrega de datos biométricos a las compañías telefónicas, en las que se incluye el número de línea telefónica móvil, fecha y hora de la activación, nombre completo del usuario, nacionalidad, número de identificación oficial con fotografía y Clave Única de Población (CURP) del titular de la línea.

Toda esta información estará contenida en una base de datos que, de acuerdo con el dictamen, será confidencial y reservada en los términos de las leyes en materia de transparencia y protección de datos personales, en donde el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) será el organismo encargado de instalar, operar, regular y mantener el Padrón; así como de procurar su buen funcionamiento e intercambio de información con las autoridades competentes.

En este sentido, se obliga a que los más de 122 millones de usuarios de celulares tengan que registrar ante el padrón, además de sus datos personales, su huella dactilar y facial, así como el iris de los ojos. En caso de no hacerlo, o realizarlo de manera extemporánea será motivo de la cancelación definitiva de la línea telefónica y de una multa de 89 mil 692 pesos.

El proyecto generó una gran controversia y aún cuando la oposición votó en contra, por considerar que viola los derechos constitucionales de los usuarios al exponer datos sensibles, así como emitir una comparación con el fallido padrón de 2016 que impulsó la administración de Felipe Calderón, fue aprobado por los senadores tras argumentar que el objetivo consiste en frenar las extorsiones y secuestros que en muchos casos son cometidos con celulares y desde centros penitenciarios.

Tras la publicación de la citada Ley en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y su entrada en vigor el pasado 17 de abril, algunos usuarios de telefonía celular se manifestaron en contra de la reforma, pues consideran que es una trasgresión a la privacidad, además de que viola diversos derechos que se consagran en la Constitución Federal, como el caso de la no discriminación y la presunción de inocencia; por ello, algunos usuarios ya interpusieron amparos para protegerse contra la citada ley.

Cabe destacar que esta mañana, Juan Pablo Goméz Fierro, juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica con residencia en la Ciudad de México, ya concedió la primera suspensión provisional a un particular contra dicho Padrón al considerar que la entrega de los datos biométricos al gobierno federal puede no ser idónea para la persecución de delitos.

De acuerdo con Gómez Fierro, la medida cautelar “es para el efecto de que no se aplique al quejoso la obligación establecida en la norma reclamada consistente en registrar su línea telefónica móvil en el PANAUT y, en consecuencia, no le sea cancelada por su falta de registro”.

Señaló que aunque con la reforma se persigue un fin constitucionalmente legítimo, como facilitar la investigación y persecución de delitos: “De un análisis superficial (como el que implica analizar la apariencia del buen derecho) este juez de Distrito advierte que la medida consistente en la entrega de datos personales y biométricos para registrar una línea de telefonía móvil en el PANAUT, podría no ser idónea ni proporcional, ya que no se advierte una relación directa o causal entre la existencia de ese padrón y una mejor investigación y persecución de los delitos, es decir, el grado de realización del fin perseguido no necesariamente será mayor que la afectación a los derechos mencionados previamente”.

“Recordemos que la finalidad del PANAUT es crear una base de datos con información de las personas que sean titulares de una línea telefónica móvil, para el intercambio de información con las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia, en asuntos relacionados con la comisión de delitos”, explica el acuerdo de suspensión provisional.

Por ende, el acuerdo establece que el quejoso no estará obligado a registrar su línea telefónica en el PANAUT y las autoridades no podrán cancelar su servicio por la falta de registro, sin embargo, se citó a que el próximo 27 de abril se realice una audiencia incidental en la que se decidirá si se concede o no la suspensión definitiva.

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario