¿Será el confinamiento o así son y qué?

Por: Rosalía Vergara

Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebook: /rosalia.vergara
Instagram: rosalia_vergara

 

Columna #NoPolitices

 

La semana pasada varias notas informativas me hicieron el día, la noche, la madrugada, me arrancaron sonrisas, que digo sonrisas, verdaderas carcajadas porque si bien me agrada el humor absurdo, estos rayaron en el ridículo.

Los protagonistas fueron personajes de la política mexicana que se llevaron las palmas y no de oro porque ese lo han saqueado desde la llegada de los españoles.

Sin importar el partido político al que pertenezcan, sean hombre, mujer, animal o quimera, les guste o no el fútbol, no sepan estar consigo mismos, no le entiendan a la nueva temporada de alguna serie futurista o chillen por todo, como me pasa desde que trabajo en casa, el punto es que ellos se volvieron la nota chistosa de la semana.

Todo comenzó cuando me tuve que almorzar el desplegado de intelectuales que ya no sé si seguirles llamando orgánicos, como los bautizó el expresidente innombrable, no sea que se vayan a confundir con aquellos insumos libres de pesticidas, pues al juntar letras solo destilaron veneno.

Resulta que el historiador Enrique Krauze protagonizó un debate indirecto con el presidente Andrés Manuel López Obrador, después de que el tabasqueño respondió a las críticas al pronunciamiento de un grupo de intelectuales para formar un bloque opositor en las elecciones del 2021.

Hasta usuarios de Twitter le recordaron al historiador el despegado que firmó, junto con muchos más, para avalar la elección fraudulenta del 2006. Esto se registró el 15 de julio cuando apareció un desplegado intitulado Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia, donde 30 “abajofirmantes” criticaron a Morena y sus aliados por, según ellos, haber violado la Constitución logrando que una minoría de votos se volviera mayoría en el Congreso de la Unión.

Desde su perspectiva, seguir por este camino, el presidente y la coalición que lo apoya harán retroceder los avances democráticos que consumieron años de lucha de la sociedad mexicana para salir de un sistema autoritario y establecer la democracia.

“La única manera de lograrlo es mediante una amplia alianza ciudadana que, junto con los partidos de oposición, construya un bloque que, a través de un voto popular, reestablezca el verdadero rostro de la pluralidad ciudadana en las elecciones parlamentarias del 2021. Es necesario que esta alianza obtenga
la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo y obligar al gobierno a respetar la pluralidad democrática”, señalaron.

Horas después, López respondió en su cuenta de Twitter @lopezobrador_ con un mensaje titulado “Bendito coraje”, en el que celebró que “escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neoporfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad”.

Al día siguiente, el historiador Enrique Krauze le respondió al presidente en Twitter.
“Mientras la pandemia arrasa con la vida de miles de compatriotas desprotegidos, mientras la economía y el desempleo se desploman, mientras la violencia impera… el presidente ataca a un grupo de intelectuales”, escribió en su cuenta @EnriqueKrauze.

Su tuit se volvió tendencia, al grado que una persona con la cuenta @taller2006 recordó a Krauze que fue uno de los “abajofirmantes” de un desplegado para avalar las elecciones fraudulentas del 2006.
“Lanza Enrique Krauze y otros telectuales un desplegado a la ciudadanía y partidos de oposición para acabar con el gobierno legítimo de AMLO. No es nuevo, conservé el desplegado que éstos mismos parásitos hicieron para avalar el FRAUDE del 2006 y que vale la pena recordar”.

En la imagen se lee como éstos y otros “abajofirmantes” apoyaron la elección presidencial en la que después se desveló que sí hubo fraude electoral, en nueve puntos donde aseguraron que la elección “fue ejemplar” por la participación de 42 millones de votantes, que “todo transcurrió con normalidad”, refrendaron al INE –antes IFE– su “confianza en su imparcialidad e independencia”.

“Existe, sin embargo, una aguda controversia en torno a la limpieza y validez de la elección presidencial. Quienes firmamos este documento hemos seguido los argumentos y pruebas presentadas en el litigio. No encontramos evidencias firmes que permitan sostener la existencia de un fraude maquinado en contra o a favor de alguno de los candidatos. En una elección que cuentan los ciudadanos puede haber errores e irregularidades, pero no fraude”. Eso no fue todo. Este personaje no solo me provocó risa y pena ajena a la vez.

Se trata del archienemigo de López Obrador, el expresidente que aún se siente presidente después de 20 años de haber ganado la Presidencia. El guanajuatense se llevó el premio al tipo que cuando pudo influir en el país no quiso y ahora que no puede se vuelve influencer.

Desde algún lugar donde dice que vive al día, Vicente Fox abandonó los tuits a “López” y ahora canta “happy birthday to you” a quien le pague 255 dólares en la app Cameo.
Se le escucha decir:

“Hola Ricky, Ricky qué tal cómo estás, aquí tu amigo con el gusto de saludar y felicitar a Spanky tu señora esposa que ha abierto este pequeño mercado en Del Río, Texas, solamente con productos de altísima calidad, ya sean de Texas o de México y que, orgullosamente tienen nueces de estos dos
lugares, yo sé que van a tener mucho éxito.

“A todos los clientes por favor arrímense, aquí están los mejores precios, la mejor calidad de producto, se los recomiendo, un paisano de ustedes Vicente Fox, ya sea que vivas del lado texano o del lado mexicano, allá en Del Río, Texas. Felicidades por esta apertura. Es una emprendeduría (sic) que generará algún empleo, que generará riqueza, que todos compartimos, por eso clientes, consumidores, arrímense que esto está muy bueno. Un saludo”.

Quiero suponer que hizo esto porque el 12 de mayo declaró: “Yo vivo prácticamente al día, todo mi dinero lo metí a las fundaciones. El dinero que he ganado en conferencias, por las cuales llegué a cobrar hasta 200 mil dólares”.

En entrevista con Camilo Egaña para CNN en Español, siguió lamentándose: “Ahorita difícilmente tengo para comer, yo no le he robado un centavo a nadie, yo he hecho mi patrimonio con trabajo, sí con una herencia que nos dejó mi padre a nueve hermanos”.

El otro chiste que se contó solo fue el escándalo provocado en los medios de comunicación cuando se anunció que el Juez Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México, Gabriel Regis López, le había otorgado quince días para que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell justifique su decisión de no publicar el semáforo epidemiológico semanal por Covid-19.

Esto a raíz de una solicitud de amparo promovido por el abogado Carlos Escobedo Suárez, quien también había pedido al juez que obligara al funcionario público a reanudar la difusión del color del semáforo, suspendida el 10 de julio porque, según López-Gatell, se encontraron inconsistencias en la
información entregada por algunos estados, en relación con la pandemia.

Sin embargo, el denunciante tuvo que aclarar en tres puntos en su cuenta de Twitter @carlosescobedos:

“1. Aclarar que soy pasante en derecho, y que no me ostento, aún, como licenciado.
2. La demanda tiene un interés técnico y académico, no político.
3. Desde mi punto de vista, el Subsecretario ya aclaró públicamente, posterior a la demanda, las razones de la decisión”.

A mi oleada de risas se sumó la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Lilly Téllez, quien anunció que, junto con legisladores de oposición, denunciarán por “negligencia criminal” al subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Su molestia residió en que, desde el principio de la epidemia, toda la estrategia del gobierno fue que solo se escuchara a López-Gatell.  Téllez también acusó a López-Gatell de ser un “burócrata ambicioso” pues consideró que el funcionario de la Secretaría de Salud está haciendo campaña política. Para ella, el servidor público no es víctima de nada en esta crisis epidemiológica, sino los muertos, los médicos y los más pobres.

En su cuenta de Twitter @LillyTellez la senadora escribió: “No, no y no. @HLGatell NO es víctima de nada. Las víctimas son los muertos, los enfermos, sus familias, los médicos, las enfermeras, los desempleados, los más pobres. Mexicanos víctimas de un burócrata ambicioso en campaña
política”.

Por este comentario, Lilly Téllez se volvió tendencia en Twitter, pero los usuarios la acusaron de traicionar a Morena, partido que la apoyó para ganar una curul en el Senado y se la entregó al PAN, entre otras linduras.

A la propuesta de denunciar al representante del gobierno de informar todos los días, a las 19:00 horas, a la población sobre el avance de la pandemia en el país, se sumó la presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia del Senado, la panista y excandidata presidencial (2012), Josefina Vázquez Mota. Si, la autora de un libro titulado “Dios mío, hazme viuda por favor: El desafío de ser tu misma”.

El chistorete más reciente fue el diputado de Morena, Edelmiro Santiago Santos Díaz, quien presentó la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se Declara el Día Primero de Julio como Día de la Cuarta Transformación para que todos los 1 de julio sean declarados Día de la 4T.

Se le ocurrió porque los movimientos de Independencia, Reforma y Revolución son hechos históricos que ya tienen un día conmemorativo y el triunfo de Andrés Manuel López Obrador no.

Su justificación fue que es importante destacar y recordar los eventos del pasado, pues ayuda a comprender el presente y prepararnos para el futuro, así como ayudan a que los eventos del pasado no se repitan, evitando que la memoria histórica se pierda.

Si no fuera por este tipo de notas y el chiste de que para no contagiarme de SARS-CoV2 causante del Covid-19 me lave las manos como lo hizo el PRI con el extraditado de España, ya hubiera declarado este año como el año más pesimista para mí, desde 2015.

 

 

julio 21, 2020

Deja un comentario