Shakespeare, Boccaccio y Munch aprovecharon cuarentenas para crear grandes obras

Por: Giovana Chávez

El aislamiento durante pandemias como la Peste Negra y la Gripe Española, dieron la oportunidad a artistas como William Shakespeare, Giovanni Boccaccio, Edvard Much, entre otros, a crear grandes obras que roban el aliento a cualquiera. 

Durante un recuento histórico, se pudo observar que las obras creadas por estos célebres personajes, coincidieron con las mismas fechas en que las  pandemias más devastadoras de Europa, las cuales cobraron la vida de miles de millones de personas en todo el mundo.

Tal es el caso del dramaturgo inglés, Shakespeare, quien a pesar de la Peste Bubónica del año 1603, considerada como la Peste más grave en la Inglaterra del Siglo XIV,  escribió tres de sus obras consideradas cumbre como:

“El rey Lear”: Obra que cuenta la historia en la  que sus intrigantes hijas Regan y Goneril le roban su poder y cordura, mientras que su tercera hija, la amable Cordelia, sufre trágicas consecuencias.

Antonio y Cleopatra“: Cuenta la historia del suicidio de la reina de Egipto que se desarrolla en Alejandría y la pragmática Roma, se puso en escena a fines de 1606. 

“Macbeth”: Se relata a Lady Macbeth, quien  se lavaba las manos constantemente, para tratar de limpiar su conciencia por su participación en el asesinato del rey Duncan.

Esta historia nos hizo recordar las medidas sanitarias del lavado de manos frecuente para frenar el contagio por el Covid-19.

Otra pandemia que dejó huella y sirvió de inspiración para el pintor noruego Edvard Munch, quien fue víctima del brote mundial de gripe de 1918, también conocida como la Gripe Española, que dejó la cifra de 50 a 100 millones de personas fallecidas.

A pesar de haber contraído la enfermedad en el año 1919, mantuvo el ánimo,  pues tan pronto como su estado de salud lo permitió hizo una obra a la que nombró “Autorretrato después de la gripe española“, para plasmar su estado físico y emocional a causa de la enfermedad.

Afortunadamente Munch no fue víctima mortal de la terrible gripe española, lo que le permitió seguir creando más obras hasta el año de su muerte en 1944.

Para el año 1343, el escritor italiano Giovanni Boccaccio quedó huérfano de madre, debido a la Epidemia de la Peste Negra.

Por lo que Giovanni tuvo que refugiarse en la campiña toscana, donde escribió una de sus obras más reconocidas  “El Decameron”, la cual está compuesta por 100 relatos escritos por 10 personajes ficticios (siete mujeres y tres hombres) que narran historias icónicas sobre cómo sobreviven estos jóvenes los tiempos de confinamiento debido a la peste.

Así que ya sabes, el Coronavirus no es la única pandemia que nos ha obligado a estar en cuarentena y aislados de la sociedad, pues a través de la historia han habido otras que han cobrado la vida de millones de personas, sólo hay que sacar el lado positivo y aprovechar el tiempo para hacer grandes obras como estos famosos personajes que aunque fueron víctimas de estas enfermedades, supieron sacarle provecho a las circunstancias.

abril 10, 2020

Deja un comentario