Tiempos oscuros en un México extraño

Humberto Morgan Colón. Analista Político.
Humberto Morgan Colón. Analista Político.

COLUMNA/ Ecos de la Metrópoli

Mientras el presidente de la república admira desde un avión el imponente pico de Orizaba y se solaza en sus conferencias mañaneras denostando a sus adversarios con diatribas y caricaturas de moneros que en otros tiempos fueron críticos al sistema.

El país se debate en una espiral de pobreza, insatisfacción e incertidumbre generada entre otros factores por la inseguridad, el desempleo y los desatinos con los que se atiende la pandemia.

Es un México extraño, porque acostumbrados a la normalidad del viejo régimen priista y los doce años panistas, muchos ciudadanos no dan crédito a la forma en la que hoy se hace Gobierno.

Si bien es cierto, vivíamos en la irrealidad de Foxilandia o el mundo telenovelesco de Peña Nieto, hoy somos participes del surrealismo en su máxima expresión.

Para no ir lejos, ayer observamos la turba de políticos y representantes de los medios de comunicación, que asistieron al ostentoso aterrizaje de un avión que transporto desde Bélgica, 3 mil dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid 19. Primer lote para una población de 127 millones de habitantes.

Para minimizar los cuestionamientos por el reducido número, los representantes del Gobierno señalaron que para finales de enero, se espera el desembarque de 1.4 millones y al terminar marzo, 7.5 millones más, hasta concluir la entrega de 34 millones de vacunas de este empresa.

Se explico además, que la Administración Federal, firmó la intención de compra de 77.2 millones de dosis de Astra Seneca y 35 millones de CanSino, además de que el país esta adscrito al proyecto Covax, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, que según estimaciones repartirá 51 millones de vacunas más.

Con este número de dosis de los distintos laboratorios, se podría vacunar a 180.2 millones de seres humanos. Esto si tenemos en cuenta, que la solución de Pfizer debe administrarse en dos ocasiones a una solo persona, mediando entre la primera y la segunda inyección 21 días, por lo que esas 34 millones de vacunas se aplicaran a 17 millones de connacionales.

Con estas cantidades, no solo alcanzara para todas y todos los mexicanos, sino que tendremos una cuantiosa reserva. Más aun, cuando el presidente ha enfatizado que la vacuna no es obligatoria y dadas las reticencias que tendrán miles de personas que incluso pudieran ser millones que no confían en la ciencia, se podrían sumar a las reservas millones de dosis más.

No obstante, el canciller Marcelo Ebrard informó que se aplicaran las vacunas a 116 millones de compatriotas. Con estas cifras, creo que usted podría traer a la memoria aquella frase puntillosa del periodista Tomas Mojarro “México… para leer entre líneas”.

Son tiempos oscuros y tenemos conciencia de ello, a través de los medios de comunicación, de las redes sociales, de las declaraciones de los políticos, pero sobre todo, por los comentarios de familiares, amigos o conocidos, que infectados por el coronavirus son testigos de la fatiga del sistema de salud y de un posible colapso de la red de hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Percepción acentuada por un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y de la universidad Stanford, que alertan sobre la probable insuficiencia de nosocomios en la ciudad de México para atender a las personas que contraen la Covid 19.

El estudio prevé que en todos los escenarios y políticas, la capacidad hospitalaria actual parece insuficiente y remarca que en el peor escenario, la demanda de camas podría rebasar las 35 mil.

A mediados de enero, las necesidades de hospitalización en el área metropolitana de la capital alcanzarán casi un 50 por ciento más, que la capacidad actual, incluso asumiendo un mayor distanciamiento social durante las vacaciones.

Importantes institutos y medios especializados como Bloomberg mencionan que el estudio es la evidencia más clara hasta ahora, de que la respuesta al virus en México es insuficiente para hacer frente a lo que parece ser un segundo brote.

México se encuentra entre las naciones más afectadas en América Latina y tiene el cuarto número más alto de muertes por Covid-19 del mundo, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Por ello, se sugiere ampliar la capacidad hospitalaria, política ya anunciada por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien comunicó la semana pasada la implementación de 609 camas más.

La pregunta es si este número alcanzará, dada la insistencia de un cuantioso sector de la población que considera a esta época decembrina, como tiempo de celebración y desafortunadamente sin los cuidados sugeridos por la Secretaria de Salud.

Contadores SDV

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario