Trabaja IECM contra la homofobia 

Por: Alfredo Páez Galindo

El Instituto Electoral en la Ciudad de México (IECM) realizó un foro virtual para compartir experiencias en el trabajo de especialistas que luchan contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia.

De acuerdo con la Consejera del IECM,  Carolina del Ángel Cruz, la diversidad sexual no se reduce a categorías como: homosexuales, lesbianas o transexuales, es un tema mucho más complejo, metodológicamente se deben establecer clasificaciones que nos permitan nombrar y sobre todo visibilizar a todas las personas de la diversidad sexual

En el marco de la conmemoración del 17 mayo, Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia, y del Día Naranja, la también presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos (Comisión de Igualdad) del IECM, indicó que el objetivo de este encuentro virtual, es escuchar las voces de especialistas en la materia, que ayudarán a precisar mejor estas definiciones y a enriquecer el tema.


Expuso que la manera en la que se nombra a la diversidad sexual y cómo nos relacionamos con ella, debe apuntar a construir imaginarios incluyentes, a visibilizar la diversidad de familias, la intolerancia y las violencias por expresión de género, en el espacio público y privado.

En su intervención, la Fundadora y Coordinadora de la Red Juventudes Trans México, Jessica Marjane Durán Franco, sostuvo que a partir de los derechos humanos se ha podido tener un lenguaje que dignifica y quita todo lo que tiene que ver con etiquetar a las identidades; es decir, ya no se habla de personas hermafroditas o de personas transexuales o transgénero, sino de un amplio reconocimiento de personas trans como un prefijo que abarca todas las identidades y expresiones de género. 

Sobre los temas político-electorales de las personas trans, dijo que si bien en la jornada electoral de 2019, este sector tuvo garantizado el voto, lo que se considera un logro, se debe dar continuidad a esos avances, porque si no se da un acceso muy limitado.


De igual forma, consideró que, en los casos de violencia, se debe apostar a una justicia restaurativa, en la que el Estado y las instituciones tienen la responsabilidad de buscar reparar los daños y así, evidenciar los costes de la discriminación para no esperar que las cifras de violencia se sigan incrementando.

Por su parte, la Coordinadora del Programa de Identidad Sexual en Balance A.C., Sofía Jiménez Poiré, dijo que se han presentado avances institucionales desde lo legislativo, jurídico y administrativo, pero esto queda minimizado en cuanto a la aplicación, pues las situaciones son distintas en los diferentes estados y también influye la cantidad de recursos con que cuenta cada persona para defenderse jurídicamente. 

Reconoció que en general, todos los derechos se cumplen en un país como este. Sin embargo, puntualizó que aún hay una cantidad importante de problemas para las personas trans al momento de ejercer sus derechos político-electorales y salir a votar. 

Asimismo, recomendó que para asegurar el acceso a una vida libre de violencia se deben crear refugios para personas disidentes, pues mucha de la violencia surge en casa y va dirigida principalmente hacia las personas jóvenes que son expulsadas de sus hogares. “Deben ser espacios que cubran necesidades básicas como alimentación, salud, educación y que faciliten la inserción laboral”, apuntó. 

El Especialista Jurídico en Temas Trans, Menahem Silva Vargas, consideró que todas las personas, independientemente de su apariencia o preferencia sexual, somos seres humanos con diferencias, a pesar de las etiquetas que la sociedad impone como gay, lesbiana o bisexual, etcétera. No obstante, reconoció que, si el trato hacia todas las personas nace con el respeto y eso se basa en la educación, los avances van a ser más contundentes.

Sobre los temas político-electorales, dijo que no están garantizados para todos los sectores de la población, mucho menos los que forman parte de las minorías. Dijo que, aunque se han registrado avances como la emisión de credenciales para votar para todas personas, no todas gozan de las mismas garantías, dependiendo de la entidad en la que radican. 

Explicó que uno de los retos para lograr una vida libre de violencia es educar a la sociedad en general, principalmente a las y los servidores públicos en materia de impartición de justicia, pues en la parte penitenciaria es en donde se violentan de manera más cruel los derechos humanos de las personas. Recalcó que la educación es la clave para solucionar gran parte de estos problemas, la parte humanística y de valores, hay que establecer vínculos familiares, de empatía y de respeto

A su vez, la Investigadora Especialista en el tema de Mujeres Diversas, Claudia Ivette Navarro Corona, aseguró que uno de los principales logros de las minorías es la posibilidad de que todos los grupos de la sociedad se han vuelto visibles. Sin embargo, dijo que esta posibilidad plantea nuevos retos, porque también se han incrementado los niveles de violencia y se debe seguir con la lucha para erradicarla.

Consideró que, aunque existen logros a nivel legal, sobre todo para las y los que vivimos en la Ciudad de México, es necesario pensar en qué otras cosas se necesita legislar para gozar de los derechos que se deben ejercer, tales como la salud o la vivienda. “Es necesario luchar para garantizar la ocupación de la disidencia en los espacios públicos, por lo que aún hay mucho trabajo por hacer”.

Finalmente, expuso que una de las tareas pendientes del Estado es la posibilidad de formar educativamente a la comunidad sobre temas de respeto hacia todas las personas, principalmente en las universidades, con ello se logrará una transversalización de género en todo momento.

 

 

mayo 31, 2020

Un comentario en “Trabaja IECM contra la homofobia 

Deja un comentario