Urge disminuir las comisiones a las remesas que envían los migrantes: Toshimi Hira

Las remesas de los mexicanos que viven, principalmente, en Estados Unidos y Canadá son fundamentales para la economía de México, ya que estimulan el mercado interno al incrementar la capacidad de compra.

Toshimi Hira Ugalde, Coordinador de Relaciones Exteriores y Asuntos Migratorios de Redes Sociales Progresistas CDMX (RSPCDMX), destacó la necesidad de establecer un tipo de cambio exclusivo para remesas y con ello disminuir las comisiones que cobran las instituciones bancarias.

Para ello plantea una mesa de trabajo con el Banco de México para reglamentar la intermediación en el envío y recepción de remesas, estableciendo un tipo de cambio especial y derogando las comisiones por transferencias y pago de servicios bancarios sólo para remesas de los migrantes.

“El dinero que envían nuestros paisanos no sólo ayuda a la manutención y sustento de sus familias aquí en México, sino que se han convertido desde hace mucho tiempo en una importante fuente de ingresos para el país, pero las comisiones de cambio son muy altas”, señaló.

Hace unos días el senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa para facilitar el flujo de dólares en efectivo dentro del país, pero no contempló que sólo el 1% de las remesas que se reciben son en efectivo.

“Si bien puede escucharse como una propuesta bien intencionada, es inútil. El 99% de los migrantes, según el Banco de México, envía las remesas mediante bancos o casas bursátiles y no en efectivo líquido. Por ello, es necesario acordar en conjunto con el Banco de México un tipo de cambio especial, es así como se ayuda y no haciendo propuestas que además van en contra de los convenios internacionales anti lavado de dinero”, declaró el Coordinador de Relaciones Exteriores y Asuntos Migratorios de RSP CDMX.

El tipo de cambio es determinado por el Banco de México con base a un promedio de cotizaciones del mercado de cambios, dicho de manera simple obedece a la ley de la oferta y la demanda.

Y aunque las remesas deben ser pagadas al tipo interbancario a la compra, en la práctica algunas instituciones financieras, casas de cambio e intermediarios financieros, llegan a pagar un valor menor por cada dólar que se cambia.

Hira Ugalde explicó que un trabajador mexicano en el extranjero realiza un depósito en dólares y la primera vicisitud es la comisión que se le cobra por aceptar la transferencia; si se quiere que la disposición del dinero sea inmediata en México, entonces habrá de pagarse una comisión más; y si la cantidad enviada excede los límites de operación, entonces se tendrá que realizar una transferencia más, que lógicamente conlleva el pago de otra u otras comisiones más.

Pero eso no es todo, en México algunas instituciones hacen un cobro de comisión por pago, a lo que hay que sumarle que el pago ya perdió valor por estar en pesos.

“Actualmente, quienes tienen los beneficios son los intermediarios,  te cobran por una remesa y cada banco o casa de cambio es diferente,  entonces aún existiendo políticas monetarias se puede regular el tipo de cambio y decirles: no, a los migrantes no les cobras tanto”, planteó Toshimi Hira.

La propuesta para cambiar estas condiciones es simple y requiere la vocación de servicio, estableciendo una mesa de trabajo con el Banco de México para reglamentar la intermediación en el envío y recepción de remesas.

 

Contadores SDV

Sé el primero en comentar

Deja un comentario