El Covid-19 me rebasó

Rosalía Vergara. Analista Político.
Rosalía Vergara. Analista Político.

Columna #NoPolitices
Rosalía Vergara
Reportera de la Revista Proceso
Twitter: @rosaliaproceso
Facebook: /rosalia.vergara
Instagram: rosalia_vergara

 

Ya no quiero contar los muertos por Covid-19 que siguen rondando mi entorno, y por eso, hasta que el tema lo amerite, trataré de escribir cosas más agradables, a ver si se calma la ansiedad.

Así que vamos con las noticias buenas. Este 15 de febrero, de acuerdo con una investigación publicada en la revista Alzheimers Research & Therapy, la vacuna contra el Alzheimer estará lista para probarse en humanos en un lapso de 18 meses a dos años.

Así lo informaron investigadores de la Universidad de California en Irving, Estados Unidos, que probaron la vacuna en ratones genéticamente modificados para eliminar las acumulaciones de proteínas amiloides y tau que desencadenarían la neurodegeneración.

“Pudimos evitar la pérdida de memoria en los ratones y, obviamente, el siguiente paso es llevar esto a los ensayos clínicos en humanos”, informó el endocrinólogo desarrollador de esta vacuna, Nikolai Petrovsky, en entrevista con ABC News.

Detalló que las exitosas pruebas disminuyeron “significativamente” las placas de proteínas que provocan el deterioro cerebral.

“Es un momento emocionante para comenzar la nueva década. Con suerte, este es el avance de la próxima década si podemos lograr que funcione en los
ensayos humanos”.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta por un deterioro cognitivo y problemas de conducta. En los últimos años, investigadores de todo el mundo basaron sus estudios en desarrollar una vacuna capaz de eliminar el deterioro cerebral.

También, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) anunció que un equipo de investigadores desarrollo nanomaterial capaz de eliminar el virus SARS-CoV-2 y que podría ser usado en cubrebocas y tejidos y se estudia su desarrollo industrial para llevarlo al mercado.

Este nuevo material está constituido por nanopartículas de cobre que inhiben las proteínas funcionales del SARS-CoV-2 que causa la enfermedad de Covid-19, especialmente la proteasa 3CLpro que interviene en la replicación del virus y la proteína spike que permite la entrada a las células humanas, bloqueando
así su propagación, informaron medios internacionales.

El material ya fue protegido con una patente y será aplicable en el recubrimiento de mascarillas quirúrgicas, en tejidos de protección de uso hospitalario y el recubrimiento de superficies de contacto como barandales y manijas del transporte público, informó el CSIC, en un comunicado.

“Esta nueva tecnología consiste en unas nanopartículas que interaccionan sobre las proteínas del coronavirus, modificándolas a través de un mecanismo de oxidación y bloqueando su capacidad para infectar las células humanas”, explicó el investigador y líder del grupo de Química Biológica y Biocatálisis del Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC (IPC-CSIC), José Miguel Palomo.

Esta investigación contó con la colaboración de los investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS Aragón), el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) y la Universidad de Zaragoza, Olga Abian y Adrián Velázquez.

“Esto es de gran interés, ya que permitirá disponer de un nuevo tipo de mascarillas efectivas con inactivación directa frente al SARS-CoV-2, además de impedir la transmisión por barrera mecánica o filtración y permitirá contar con agentes textiles de protección para uso hospitalario”, explicaron los
investigadores.

El material ya fue probado en el recubrimiento de mascarillas quirúrgicas homologadas de polipropileno o tela de algodón, como las batas médicas.

También ha sido aplicado con éxito en materiales metálicos como el acero y el hierro, por lo que podrá ser empleado para recubrir superficies de contacto, como barandillas o pomos y en el transporte público.

Además, el nanomaterial nuevo es extremadamente estable, conservándose incluso a temperaturas muy elevadas, lo cual indica que, por ejemplo, las mascarillas puedan ser reutilizables.

“Estamos investigando el desarrollo del producto en el escalado y diversos estudios en los diferentes materiales que permitirán su implementación en el mercado”, añadieron.

Y para no perder el optimismo, también se viralizó la historia de una mujer que planea tener 105 hijos y lleva 11, uno natural y 10 mediante vientres sustitutos, como parte de su plan de tener la familia más grande del mundo.

Contadores SDV

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario