(Video) Qué es el “Blue Monday” y ¿por qué estamos tristes en enero?

Cada tercer lunes de enero se conoce como el “Blue Monday”, el día más triste del año. Muchas personas consideran que esto se debe al término de las fiestas decembrinas, la gran cantidad de cuentas por pagar y la vuelta a la realidad.
Sin embargo, el hecho de declarar a un día como “el más triste del año” posiblemente no es una situación real.

La primera mención de la que se tiene registro sobre el “Blue Monday” la hizo la empresa de televisión de paga Sky Travel, dedicado principalmente a la difusión del turismo, al lanzar una campaña realizada por la compañía de publicidad Porter Novelli en 2005, en el cual aseguraba haber descubierto cual era el día más triste del año mediante una ecuación presuntamente certificada por académicos, principalmente Cliff Arnall, profesor en el Centro De Aprendizaje de Lifelong, adjunto a la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido.

La ecuación es esta:

(C * R * Z) ((Tt+D)*St)+(P+Pr)400

Posteriormente, una nota de prensa publicó una fórmula diferente y más simple en 2009:

[W+D-d]TQMNa

 

 

Cabe aclarar que ninguna de las ecuaciones especifican las unidades de medida utilizadas para realizar las operaciones con las que, argumentan, se podría definir el día más triste del año.

Sin embargo, los expertos señalan que esto no es necesariamente real.

La psicóloga Yael Rivera Gutiérrez señala que, durante diciembre y enero aumentan las tasas de depresión y suicidios, sin embargo esto se debe en mayor medida al cierre de ciclos . “Esto pasa en todos los cierres de ciclos, entran en una especie de tristeza, ansiedad, por lo que se cumplió y no se cumplió, por cómo se va a entrar al siguiente ciclo. Siempre se presenta esta fractura para volver a empezar”, señala.

Rivera Gutiérrez puntualiza que las personas estamos aferradas a las líneas de productividad y poca sensibilidad debido a la necesidad de trabajar todo el tiempo, por lo que ciertos momentos, como el fin de año, se prestan para “romper la armadura” de felicidad, y, posteriormente, tras haber tenido acceso al consumo, llega enero se regresa a la realidad.

 

Psicóloga Yael Rivera Gutiérrez.
Psicóloga Yael Rivera Gutiérrez.

“Es imposible estandarizar cual es el día más triste del año, porque, en realidad, en Occidente, gracias a su creación, sus ritos, su colonización y como nos creamos todos los días, estamos todo el tiempo en la búsqueda de ser menos destructivos. Todo el tiempo estamos apostando al porvenir, buscando tiempos mejores, porque los otros ya pasaron. Siempre nos encontramos entre la remembranza y la promesa del porvenir”, agregó.

El sociólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Bruno Díaz de León Ramírez, apunta a que, durante diciembre y enero la sociedad puede tomar “un respiro” de la maquinaria social productora del capital. Al mismo tiempo se produce un mayor acceso al consumo que no se puede tener durante el resto del año, lo cual causa felicidad y atenúa el sentimiento de precarización. No obstante, al llegar al mes enero, sufre un golpe de realidad que puede ocasionar depresión.

Díaz de León agregó que en Oriente se trabaja por un modelo de producción que busca la felicidad. “En el momento en el que una persona se logra diversificar en la cadena productiva, se siente realizado porque ya puede realizar distintas tareas, por lo que ya no hay alienación, o cosas que pasaban en los modelos fordistas y tayloristas, etc.”

Sociólogo Bruno Díaz de León Ramírez.
Sociólogo Bruno Díaz de León Ramírez.

Díaz de León  hace referencia a los modelos de producción promovidos por el empresario Henry Ford (Fordismo) y el teórico Frederick Taylor (Taylorismo), quienes promovieron la producción en cadena y el trabajo de especialización organizado de manera científica.

Sobre el concepto del “Blue Monday” ambos expertos apuntan a la mercadotecnia como un aliciente para generar esta retórica, ya que toman esta idea como una “resaca” económico-cultural-afectiva, ante la falta de convivencia que se realiza durante los primeros meses del año.

En 2006, el columnista Ben Goldacre de The Guardian señaló que la supuesta investigación que avala la veracidad del “Blue Monday” fue entregada por la agencia Porter Novelli a diferentes académicos, a quienes se les ofreció dinero por su firma. Posteriormente, la Universidad de Cardiff se distanció del profesor Cliff Arnall, señalando que trabajaba a tiempo parcial y se había retirado meses antes de la publicación.

Con el tiempo, el término “Blue Monday” ha sido acuñado por otras firmas y empresas en busca de fomentar el consumo a modo de prevenir las consecuencias del supuesto “fatídico tercer lunes de enero”.

Contadores SDV

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario